Jueves, 15 Marzo, 2012 - 09:18

Mongeló repudió en Diputados declaraciones discriminatorias

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El diputado por el Frente para la Victoria presentó en la sesión de este miércoles del Congreso de la Nación un proyecto en repudio a las declaraciones vertidas en diario La Nación del periodista Carlos Pagni, que remarcó la ascendencia rabínica de Axel Kicillof.

“El señor Axel Kicillof es actualmente viceministro de Economía de
la República Argentina, pero más allá de su investidura y de su encomiable labor al frente de esta cartera, la finalidad del presente proyecto es expresar nuestra profunda preocupación y repudio por las manifestaciones xenófobas, antisemitas y discriminatorias que se han vertido
por parte del periodista” expresa la resolución.



El día lunes, se publicó una nota en el diario La Nación en su versión impresa y digital, con firma del periodista Carlos Pagni, que se titulaba: “Axel Kicillof, el marxista que desplazó a Boudou”. En el artículo no sólo habla de que el actual viceministro está ascendiendo en escala política sino que además remarca sus lecturas del marxismo y su ascendencia en materia religiosa, datos que, a simple vista son innecesarios porque no aportan ninguna información sobre la persona y su rol político. Sin embargo, Pagni intenta “justificar” el uso de esos datos al tildar a Kicillof de “dogmático” por su ascendencia.



El texto le valió una nota de repudio por parte de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) y que el diputado José Mongeló cita en su presentación: "Aparece sorprendente que dicha descripción, utilizada para desestimar al funcionario, se asocie al carácter `dogmático` de la tradición rabínica, cuando cualquier estudioso de la cultura judía sabe que el debate y las diferentes interpretaciones son lo más usual de la tradición hebrea. En este sentido, el artículo de Carlos Pagni, aparecido el día lunes en el matutino La Nación, referido al parentesco rabínico de Kicillof, aparece como mínimo equivoco o participe de un posible desliz discriminatorio".



A su vez Mongeló expresa en el escrito: “El hecho de que este tipo de expresiones se hayan difundido a través de un espacio de divulgación masiva de la editorial
La Nación, por parte de un columnista de este medio, da cuenta de la magnitud y gravedad del mismo, y hace responsable a
la empresa por la
divulgación masiva con posición monopólica en varios segmentos del espacio de la comunicación.”



LA NOTA DE “OPINIÓN”

En su columna del lunes en La Nación, Pagni asevera : “Kicillof es un académico marxista. Más allá de un remoto asesoramiento a un par de pymes, su vida profesional ha sido la de un francotirador de la Universidad de Buenos Aires y el Conicet, donde se especializó en historia de la teoría económica. Al doctorarse postuló que lord Keynes era un pensador radical tergiversado por el análisis burgués.



Para él, Stiglitz o Krugman son casi tan ortodoxos como Mankiw o Barro. En los últimos tiempos Kicillof se concentró más en Marx. Está aprendiendo alemán para leerlo en su versión original. Hijo de un psicoanalista, bisnieto de un legendario rabino llegado de Odessa, la genealogía de Kicillof parece ser una sucesión de dogmáticas. En su caso, sostiene que las ciencias económicas, tal como se las enseña en las universidades argentinas -o en el 90% del sistema académico internacional-, son la fachada técnica de un aparato de dominación. Es la razón por la que propone la reforma de todos los planes de estudio.”



Es por esto que, desde la banca de legislador, Mongeló se solidariza “con el señor Axel Kicillof, en el convencimiento de que actitudes como las que aquí se condenan no contribuyen a la consolidación de una sociedad democrática, por el contrario: alientan el odio racial y religioso”.



El repudio además se envió a medios nacionales a fin de que se de a conocer el hecho, para promover una sociedad mas democrática, libre de discriminación y sobretodo más inclusiva.