Miércoles, 14 Marzo, 2012 - 18:12

Acordaron la implementación de un plan para la regularización laboral de trabajadores de seguridad privada

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro Sebastian Agostini y empresarios de la seguridad privada acordaron la puesta en marcha de un plan de trabajo que incluye el compromiso por parte de las empresas de avanzar en el mejoramiento de las condiciones laborales de sus trabajadores, además de acciones conjuntas con el gobierno para  reducir los índices de informalidad en el sector.

“Disponemos de una serie de incentivos muy accesibles y efectivos para la formalización laboral; hemos expuesto cada uno de ellos ante los empresarios que han visto con buenos ojos estas posibilidades para regularizar a sus empleados”, aseguró el ministro Sebastián Agostini, tras la reunión.



El plan de trabajo acordado incluye el compromiso por parte de las empresas de avanzar en el mejoramiento de las condiciones laborales de sus trabajadores, además de acciones conjuntas con el gobierno tendientes a reducir los índices de informalidad en el sector.



“Si bien el programa que implementamos tiene muchas aristas, hace foco en el combate al trabajo irregular, que es uno de los objetivos de esta gestión; para eso hay herramientas a disposición de las patronales”, señaló Agostini.



Del encuentro, realizado en Casa de Gobierno, participaron también los subsecretarios Darío Kohli (Empleo) y Roberto Medina (Trabajo), empresarios del sector y el representante regional de la Unión del Personal de Seguridad Privada de la República Argentina.

Agostini expuso todos los beneficios que impulsa el gobierno provincial para aquellos empresarios que formalicen a sus trabajadores, entre ellos el programa de subsidios totales a los aportes patronales por dos años por cada nuevo empleo registrado.

Otro de los puntos abordados durante la reunión tiene que ver con la intención de las empresas que brinda el servicio de seguridad privada en cuanto a la conformación de una cámara que los contenga. Se estima que el Chaco hay entre 40 y 50 firmas y unos 2.500 vigiladores privados.

El gobierno también se comprometió a realizar un relevamiento de todas las empresas empadronadas para prestar el servicio, de manera de evitar situaciones de competencia desleal o de falta de habilitación para el funcionamiento legal.

“Es imprescindible fijar un esquema que apunte a la regularización laboral en el sector y también a mejorar las condiciones en que trabajan los agentes”, aseguró el titular de la cartera industrial-laboral.

Desde el inicio de la gestión que encabeza el gobernador Jorge Capitanich se han puesto en marcha diversas acciones tendientes a reducir los números del empleo en negro. Los resultados han sido muy positivos, al punto que hoy el Chaco se encuentra en la media país en cuanto a informalidad laboral.