Martes, 13 Marzo, 2012 - 19:14

Senadores habilitaron el tratamiento en el recinto del traspaso de subtes y colectivos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se firmó el dictamen que posibilita el debate para la próxima semana. Antes, hubo una áspera reunión de comisiones, en la que participaron los ministros Julio de Vido y Hernán Lorenzino. La normativa estipula el traspaso de transporte a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires.

El ministro, al término de la audiencia desarrollada en el salón Arturo Illia, aseguró a los senadores opositores que no respondería las preguntas formuladas sobre el destino de la concesión del ex ferrocarril Sarmiento a Transportes Buenos Aires (TBA) tras la tragedia de Once porque sería "una crueldad hacia los fallecidos y sus familiares hablar sobre supuestos".

"El acto administrativo es la intervención y vamos a estar al servicio de la justicia", indicó De Vido sin explayarse más sobre el tema que forzó introducir en el debate el radical Gerardo Morales, al punto que logró sacar de sus casillas al funcionario.



Morales, en el debate, acusó a De Vido de ser "el responsable" de la tragedia de Once donde fallecieron 51 personas y le pidió que "dé la cara" y que "devuelva la plata a la gente" de los subsidios otorgados a TBA, a lo que el ministro contestó a los gritos que todo se había originado "en el desastre" de 2001, cuando el radical Fernando de la Rúa debió abandonar el Gobierno antes de tiempo.



Mientras hablaba Morales y trataba de imponer en la reunión la discusión de lo que ocurrió en Once, la senadora María Eugenia Estenssoro (CC) también pedía ser escuchada dando lugar a un momento confuso y desbordado.



El jefe del bloque kirchnerista, Miguel Angel Pichetto, luego tomó el micrófono para recordar que el debate estaba abierto pero sólo para el proyecto que el Poder Ejecutivo mandó en relación a la transferencia de subtes, colectivos y el tranvía, y pidió a los senadores no pasar las líneas del respeto” en la discusión.



A su vez, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Marcelo Fuentes (FPV), quien condujo la reunión asistido por Aníbal Fernández, que como titular de la comisión de Presupuesto lo ayudó un par de veces a que no se desbordara la discusión, repitió insistentemente a los opositores que no se trataba "de una interpelación del ministro".



La firma del despacho de parte del oficialismo se produjo luego de concluida la reunión conjunta de las Comisiones de Asuntos Constitucionales, de Infraestructura, Vivienda y Transporte y de Presupuesto, en la que además de De Vido estuvo el secretario de Trasporte, Alejandro Ramos.



El radicalismo y el FAP tendrán sus propios dictámenes en minoría –ya que el oficialismo tiene mayoría en las tres comisiones-, mientras que Samuel Cabanchik, senador por la Ciudad del unibloque Buenos Aires Federal, firmará el despacho del kirchnerismo pero en disidencia parcial.



En tanto, Morales insistió, sin éxito, en sus preguntas a los funcionarios que respondieran “por qué no le rescindieron el contrato a TBA” y sí el gobierno nacional lo hizo con Héctor Taselli, que tenía la concesión del ex ferrocarril Roca, y exigió saber infructuosamente “dónde han ido a parar las penalidades” impuestas al concesionario.



Jaime Linares (FAP), por su parte, le recordó a De Vido que hay un convenio firmado por él y el ex gobernador Felipe Solá para transferir Ferrobaires a la Nación y le preguntó que si al reducir los subsidios a la Ciudad ello podría concretarse, pero tampoco obtuvo una respuesta.



El socialista santafesino Rubén Giustiniani y el radical Nito Artaza tampoco tuvieron contestación tras preguntar si las provincias recibirán algún tipo de compensación por los recursos que no recibieron por mientras supuestamente resultaba favorecida la ciudad de Buenos Aires.



Estenssoro, por su parte, consideró que a la reunión deberían haber sido invitadas las autoridades de la Ciudad y lamentó que se exhibiera al distrito como “falta de solidaridad” para con el Interior.



La senadora porteña apuntó que “la Nación solo está coparticipando el 25 por ciento de los recursos con las 24 jurisdicciones” y propuso, sin tener respuesta, que en 30 días la Nación y la Ciudad discutan el traspaso de la seguridad, policía y comisarías y el transporte” metropolitano “en el marco de la Constitución Nacional” para que haya una real “autonomía plena”.



Al cierre del debate, Pichetto sostuvo que “la autonomía semiplena es un hijo no querido de la reforma (constitucional) del 94” y recordó a los opositores que “acá nadie habló del acta que suscribió el jefe de gobierno de la Ciudad”, Mauricio Macri.



El senador rionegrinos apuntó que “no estamos hablando de ninguna acción unilateral del gobierno destinada a perjudicar a la ciudad de Bueno Aires”, al tiempo que conjeturó, aludiendo al gobierno porteño, que “seguramente aprovechando miserablemente la tragedia de Once renuncia a lo que firmaron, borran con el codo lo que firmaron, no se quieren hacer cargo de nada”.



"Lo que le pedimos a la Ciudad es que haga lo que hacen otros distritos del país”, manifestó por último Pichetto.
Fuente: 
Agencia DyN