Martes, 13 Marzo, 2012 - 17:03

Se analiza un programa para reciclar aceite vegetal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Lo informaron desde el Ministerio de Planificación y Ambiente. La iniciativa se analiza junto a la Fundación Nuevo Horizonte, y busca poner en marcha el proyecto, que será agenda ambiental. Contempla el tratamiento y disposición final de aceite vegetal usado.

El ministro de Planificación y Ambiente, Raúl Codutti, acompañado por el subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Luis Casas, mantuvieron una reunión con los representantes de la Fundación Nuevo Horizonte, Enrique, Víctor y Shirley Olivari, para coordinar la incorporación del Programa de Reciclaje de Aceite Vegetal Usado, que lleva adelante dicha Fundación, en la agenda ambiental de la Provincia.



Codutti expuso el trabajo que se viene realizando con los distintos municipios, en torno a las agendas ambientales locales. Mencionó que en este sentido que se ha tenido una buena receptividad en las localidades de Machagai, Makallé, Avia Terai, y Presidencia de la Plaza, con quienes se ha podido avanzar en la incorporación de esta agenda en los acuerdos de desarrollo local que próximamente rubricará la provincia con los municipios.



También señaló que en el gran Resistencia se está avanzado en los pasos previos a la construcción del centro de disposición final de residuos urbanos
y patológicos, para lo cual “se ha identificado el predio, se han realizado los estudios de cota y localización (a cargo de la Administración Provincial del Agua) y se están llevando a cabo los estudios de impacto ambiental. Una vez concluidos estos, el proyecto se someterá a audiencia pública”, manifestó.



Los representantes de la Fundación Nuevo Horizonte explicaron el funcionamiento del programa que llevan adelante y la posibilidad de incorporarlo, justamente, a la agenda ambiental. Señalaron que actualmente se ocupan de la recolección, traslado y tratamiento del aceite vegetal, de los 190 comercios que se encuentran adheridos al programa en la ciudad de Resistencia, pero que podrían extender su labor a toda la provincia.



Para ello manifestaron la necesidad de disponer de una planta para el refinamiento y eventualmente la disposición final del aceite vegetal usado, ya que la infraestructura de la que disponen por el momento sólo permite acopiar pequeñas cantidades que van desde los 6.000 a 10.000 litros mensuales, sin contar con las instalaciones adecuadas para el refinado y la producción de biodiesel, que es uno de los usos que pretenden dar al aceite recolectado.



Acordaron presentar la propuesta ante los municipios para incorporar el programa en las agendas ambientales, también trabajar en la normativa necesaria para regular el tratamiento de residuos líquidos y evaluar la posibilidad de incorporar la planta de tratamiento que la Fundación propone, en el proyecto del centro de disposición final de residuos del Gran Resistencia.