Martes, 13 Marzo, 2012 - 12:08

Tras planteos de la oposición
Muñoz Femenia contestó a la UCR: "los excedentes de las cuentas públicas fueron destinados a salarios"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Hacienda Muñoz Femenia salió al cruce de lo expresado en un documento de la UCR que indicaba Chaco podría ahorrar $ 632 millones en capital e intereses de deuda. “El excedente al que se refiere es incorrecto y no registra ninguna fuente fidedigna que lo respalde”.

El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas Federico Muñoz Femenia señaló que las críticas sobre las cuentas públicas “no registran ninguna fuente fidedigna que lo respalde”. Y recordó que durante los primeros cuatro años de gestión se dieron aumentos salariales de un 30% anual en promedio.



“A partir de tamaña incongruencia, y con la seriedad que el manejo de las cuentas fiscales requiere, estimamos conveniente resaltar que la provincia dejaría de pagar en el presente ejercicio, producto de la prórroga del pago de capital e intereses de la deuda -en el marco del Programa Federal de Desendeudamiento-, la suma de $420 millones”, añadió.



Una diferencia de tal magnitud “pone en tela de juicio la construcción argumental de la principal premisa del documento, motivo por el cual resulta absurdo sustanciar esa línea con más expresiones que sólo añadirían confusión al entendimiento del manejo de las cuentas públicas, en lo que concierne a las técnicas de confección presupuestaria”, aclaró.



De todos modos, Muñoz Femenia estimó conveniente informar que “los excedentes previstos en las cuentas públicas fueron absorbidos por incrementos salariales otorgados durante el último trimestre del ejercicio anterior, por un lado, y conforman la base presupuestaria a partir de la cual se estructura la presente negociación salarial con los diferentes sindicatos, por otro”. Y afirmó: “Siempre invertimos en los trabajadores y en infraestructura para los chaqueños”.



Al hacer foco en la cuestión salarial, el ministro consideró que “resulta imperativo recordar que desde 2007 a 2011 el gasto salarial se incrementó a un ritmo equivalente al 30% anual promedio, superando hasta la más pesimista medición de inflación. Dicho de otra manera, la recomposición del poder adquisitivo del salario del agente de la Administración Pública fue significativa y se sustentó en dos criterios fundamentales del eje estratégico de la presente gestión, la reivindicación de la figura del empleado público (tantas veces vapuleada y con salarios congelados) y el mayor estímulo al mercado interno como pauta macroeconómica”.



Y en lo pertinente a la colocación de letras por casi $ 90 millones, explicó que “se trata de instrumentos financieros de cortísimo plazo que sólo sirven para garantizar flujo de fondos ante la estacionalidad de la recaudación en el primer cuatrimestre del año y eventuales desfasajes de corto plazo del tesoro”. “No es deuda ni excedente”, concluyó.