Lunes, 12 Marzo, 2012 - 15:50

Vuelve a la Casa de las Culturas el ciclo Chaco Merece Jazz

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Será desde este jueves 15 de marzo, con un recital del Gubla Trío, que el ciclo volverá a presentarse en Resistencia. La función musical está prevista para las 21.30 horas, con entrada gratuita.

A lo largo de 2011 presentó al público chaqueño lo mejor de este género con lo máximos exponentes locales y nacionales. En esta oportunidad, el Gubla Trío abrirá la temporada con una renovada propuesta en el Bar de la Casa Casa de las Culturas, a partir de las 21.30, con entrada gratuita.



GUBLA TRÍO



Integrado por músicos que a lo largo de su carrera transitaron por muy diversos géneros y en plena actividad, Gubla Trío propone un repertorio abierto. Basado inicialmente en el jazz moderno, recala, sin embargo, en una importante utilización de la estilística y los recursos de la rica música de Latinoamérica.



De esta manera, se mixturan temas que abarcan un amplio espectro de la música popular de esta parte del planeta, el gran continente americano, y de distintas épocas. En este recorrido ecléctico todo puede suceder; desde un tema de película hasta un chamamé, pasando por la música de Brasil o un tango, aunque siempre estén presentes las constantes de la estética jazzística: las licencias interpretativas y la improvisación.



Liderado por el flautista y saxofonista Rubén Sosa, la formación se completa con Fernando Gualini, en guitarras, y Jorge Castro, en percusión.



EL CICLO



Chaco Merece Jazz es una propuesta que la Casa de las Culturas auspicia y coorganiza, junto a Sin Etiqueta Producciones y el asesoramiento del músico Rubén Sosa. El programa intenta fortalecer la heterogénea y diversa producción jazzística de la ciudad y de la región, compuesta por talentosos músicos que experimentan desde el jazz más tradicional, hasta abordaje de las rítmicas litoraleñas, conformando un universo sonoro propio y de alto vuelo musical.



De este modo, se busca resaltar la idea de que la estética del jazz ha trascendido los límites de un género y de un país, para convertirse en un lenguaje universal, que aporta de manera inequívoca al enriquecimiento de la música en general.