Lunes, 12 Marzo, 2012 - 08:00

Morón: dan el veredicto de un hombre que mató a su mujer y 2 hijos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un tribunal de Morón dará a conocer este lunes el veredicto del juicio que se sigue a un estadounidense acusado del triple crimen de su esposa embarazada de ocho meses y de sus dos pequeños hijos, cometido en 2009, en una casa de dicho partido bonaerense.

El imputado Antonio Orlando Cajal (29), nacido en Atlanta, Georgia, es juzgado por el "doble homicidio calificado" de sus hijos Brian (6) y Rocío (4), y el "homicidio simple" de su pareja, Lilian Fuño Rodríguez (26), delitos por los que podría ser condenado a prisión perpetua.



Fuentes judiciales informaron a Télam que el Tribunal Oral Criminal (TOC) 4 de Morón, integrado por los jueces Carlos Torti , Rodolfo Castañares y Pedro Rodríguez, dará a conocer el veredicto a las 11.



En la etapa de alegatos, los fiscales Hernán Alarcón y Adrián Ferrari, y los abogados querellantes Miguel Racanelli y Damián Pérez solicitaron al tribunal la pena de prisión perpetua para el acusado.



En sus fundamentos, los fiscales estimaron que el móvil del triple crimen fueron los celos que Cajal sintió al enterarse que su pareja tenía una relación con otro hombre, por lo que sospechaba que el hijo que ella esperaba no era de él.



Además, citaron declaraciones de allegados a la mujer que manifestaron que el acusado mantenía una relación "violenta" y "machista" con su familia.



Otros de los puntos tenidos en cuenta por la fiscalía fue el resultado de un peritaje psicológico que determinó que Cajal tenía rasgos de personalidad sicopática, ya que no siente culpa ni angustia por sus actos.



Por su parte, los abogados defensores, Rolando Gandolfi y Jorge Macchia, pidieron la absolución de Cajal al considerar que no existen pruebas fehacientes que lo responsabilicen del triple crimen de su familia.



En sus "últimas palabras" ante el tribunal, Cajal dijo que quiere "que se haga justicia" y afirmó que los padres de su mujer asesinada lo acusan sin pruebas.



"Siempre intenté hablar con la familia de mi mujer, me culpan por algo que nunca hice. Quiero que se haga justicia", dijo el acusado.



"Yo amaba a mi familia y no maté a nadie. Si la Justicia no hace justicia, yo voy a hacer justicia con mis propias manos. Yo ya perdí todo porque a mí me mataron a toda mi familia y no tengo nada que perder", agregó el hombre, quien habló por primera vez del episodio desde que fue detenido.



En diálogo con Télam, el abogado Miguel Racanelli sostuvo que "todos los testigos, más las pericias expuestas ante el tribunal, dejaron a Cajal en una mala posición porque queda más que claro que el asesino de su familia fue él".



Dijo que esto se logró "aunque siempre Cajal intentó acusar a un vecino de la cuadra de ser el homicida".



En la única declaración que efectuó en el juicio, el imputado aseguró que el 2 de noviembre de 2009 se fue de su casa a las 10 para trabajar en una obra, donde hacía trabajos de pintura y de albañilería, y cuando volvió, cerca de las 18, no pudo entrar porque no tenía las llaves y nadie respondía a sus llamados.



Aseguró que entonces le pidió permiso a un vecino para saltar desde su propiedad a su casa, situada en Valle 540 de Morón, y con el hombre de testigo, levantó una persiana para mirar hacia adentro y le dijo: "Llamemos a la Policía que algo malo le pasó a mi familia".



En el living de la vivienda estaba el cadáver de su hijo Brian rodeado de cartas de Ben 10 alrededor de su cuerpo; en la cocina, el de su mujer, Lilian, embarazada de ocho meses y medio, y en una habitación de la planta alta, el de su hija menor, Rocío, que estaba tendida en la cama y con signos de que estaba durmiendo o jugando.



Si bien faltaba un equipo de música de la casa, los investigadores siempre descartaron la pista del robo por considerar que, en ese caso, la familia hubiera sido reunida en un mismo lugar y no hubiese sido atacada por la espalda, como ocurrió en este caso.



Cajal estuvo preso hasta septiembre de 2010, cuando la Cámara de Apelaciones de Morón le concedió la libertad, situación en la que llegó a juicio oral.
Fuente: 
Agencia Telam