Jueves, 8 Marzo, 2012 - 17:55

Rechazaron su versión del hecho
Peritos complicaron situación judicial de Vázquez

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Peritos volvieron este jueves, a complicar la situación judicial del ex baterista del grupo de rock Callejeros, Eduardo Vázquez, acusado por la muerte de su esposa Wanda Taddei, al rebatir varios puntos de la versión que dio el músico sobre cómo se prendió fuego su mujer.

Los expertos declararon como testigos ante el Tribunal Oral Criminal 20 y refutaron la hipótesis de Vázquez sobre que Taddei se prendió fuego por un cigarrillo que él encendió y que la botella de alcohol, con cuyo líquido fue rociada la mujer, pudo haber desaparecido por el fuego.



Wanda Taddei murió en febrero de 2010 tras agonizar 11 días por las quemaduras graves que sufrió cuando fue rociada con alcohol y prendida fuego durante una discusión con Vázquez en el domicilio que compartían en Pizarro al 7000, barrio porteño de Mataderos.



El perito en criminalística Omar Silveyra, quien estuvo en la reconstrucción del hecho, sostuvo ante el tribunal que el fuego en un cuerpo no puede expandirse por un cigarrillo.



"Para que se pueda encender el alcohol, tiene que haber llama. A través de cigarrillo no

es posible que se encienda", afirmó el experto y explicó que hicieron una prueba de ese modo y dio negativo. En el mismo sentido, el perito Luis María Díaz sostuvo que "el fuego, hubiera sido más factible que se iniciara con la llama del encendedor y no con la colilla".



Vázquez declaró que había discutido con Taddei con una botella de alcohol de por medio que, en el zamarreo, se abrió y el líquido cayo en ambos, por lo que su mujer se prendió fuego cuando él encendió un cigarrillo y ella lo abrazó para apagar las llamas.



El músico también declaró que tiró la botella de alcohol en un tacho de basura pero la policía nunca la encontró, por lo que se sospecha que allegados a Vázquez pudieron hacer desaparecer el envase para borrar huellas.



Pero Laura Toledo, de la División Scopometría de la Policía Federal, declaró que una prueba de laboratorio concluyó que la botella no se puede abrir sola y que el precinto del envase presenta "un estiramiento", compatible con una apertura, principalmente hecha por un hombre.



El perito Silveyra declaró que "la botella no puede desaparecer por el fuego totalmente, cualquiera sea la temperatura que se hubiese levantado" y manifestó que fue abierta "en el trayecto de la mesa de computación hacia el futón, porque en el piso estaban la tapa y el precinto".



En el mismo sentido, Díaz dijo que en la casa encontró en el piso del comedor una tapa de plástico, un precinto y un encendedor, pero no se halló la botella, ni la colilla de cigarrillo.



El martes, peritos médicos coincidieron en señalar que Taddei fue quemada cuando permanecía sentada y producto del uso de un encendedor, y manifestaron que la cantidad de alcohol encontrado en su cuerpo no es compatible con un zamarreo de un objeto con una persona.



Vázquez está acusado del delito de homicidio agravado por el vínculo, que prevé la pena de prisión perpetua.



El juicio, a cargo de los magistrados Luis Niño, Pablo Laufer y Patricia Mallo, continuará el martes, con la declaración de otros testigos.
Fuente: 
Agencia DyN