Miércoles, 7 Marzo, 2012 - 19:45

La Unión Europea pide explicaciones a la Argentina por pedido para frenar importaciones británicas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Argentina deberá “explicar y aclarar” el pedido realizado por la ministra de Industria, Débora Giorgi, a empresas que operan en el país para no importar ningún producto proveniente del Reino Unido.

"Nos gustaría que Argentina explicase y aclarase lo que está pasando y diese garantías de que va a respetar completamente sus obligaciones comerciales internacionales", dijo el portavoz de Comercio de la Comisión Europea, John Clancy.



"La Comisión Europea también está buscando la oportunidad de discutir pronto este asunto con la misión argentina en Bruselas", añadió Clancy.



La Comisión Europea ya anunció que tomaría acciones diplomáticas ante Argentina para "aclarar las preocupaciones comerciales legítimas" de Londres.



La reacción de la UE se produjo después de que el Foreign Office pidiese una reacción por parte de la Unión Europea, tras constatar que Argentina había instado a no importar productos de ese país.



El 29 de febrero pasado, el organismo rector de la diplomacia británica convocó al encargado de negocios argentino en Londres, Osvaldo Mársico, para pedirle "explicaciones" sobre el pedido que realizó la ministra Giorgi a 20 empresas para que no importen bienes de empresas ligadas con el Reino Unido.



La funcionaria tuvo contacto el 28 de febrero con los empresarios y, luego, el ministerio a su cargo confirmó oficialmente el reclamo para desalentar la compra de productos ingleses, un hecho que fue interpretado por el gobierno del conservador David Cameron como un "boicot".



De hecho, el portavoz oficial del gobierno de Gran Bretaña, Steven Field, advirtió que las acciones anunciadas por la Argentina "contra la actividad comercial legítima" de su país "es causa no sólo de su preocupación, sino de toda la Unión Europea".



El día que estalló la controversia por la polémica solicitud del Ministerio de Industria, el gobierno argentino reaccionó con una propuesta tanto a la Unión Europea como a la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) para que ambos organismos supranacionales "analicen la cuestión Malvinas e inviten" a la Argentina y a Gran Bretaña "a reiniciar las negociaciones" sobre la soberanía de las islas.



A su turno, la Unión Europea anuncio el inicio de "procedimientos diplomáticos apropiados" para intentar resolver la disputa comercial y el propio John Clancy, advirtió que la actuación del bloque tendría solamente "el fin de aclarar las preocupaciones comerciales legítimas" del gobierno de Cameron.



Finalmente, a poco más de una semana llegó la respuesta de la UE, vía el principal organismo del conglomerado europeo para dirimir reyertas en materia económica y también política.