Martes, 6 Marzo, 2012 - 20:00

Correo de nuestros lectores
Presentismo docente: plus de la cartera educativa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

No solo la mayoría de los médicos cobran plus, desde este mes de marzo, la cartera educativa chaqueña cobrará plus a los colegas docentes por el ejercicio de derechos contemplados en la ley 3529 Estatuto del Docente -de rango constitucional-.

A partir de este mes, según palabras del señor Gobernador, por un decreto gubernamental se cobrará “plus” por hacer uso de licencias, inasistencias y permisos contemplados en la ley 3529 y su reglamentación. A los señores que tienen responsabilidades importantes en los otros poderes del Estado, no mirar para el costado. Una ley de rango constitucional será violada por un decreto que en la práctica impedirá el uso o el ejercicio de derechos contemplados en la ley. A los docentes que legal y legítimamente ejerzan un derecho, se les aplicará un plus que costará $ 400 –a favor del gobierno-.



A un docente que ejerza ocho veces en el año este derecho, le podrá llegar a costar la friolera de más de $ 3.600. Parece extremo, rebuscado, pero la realidad supera a la ficción.



El mal llamado “fondo estímulo” a la calidad educativa no es otra cosa que el ahorro o plus gubernamental a la enfermedad “del docente”. La sociedad quiere que los docentes vayan a trabajar, pero estando sanos física y mentalmente, y que enseñen a sus hijos que a los derechos hay que ejercerlos.



Hemos visto en los últimos días funcionarios tomando la lanza del presentismo para amenazar o intimidar a los colegas, parece que temen que los reten o los echen de su sillón, no hay duda que tienen miedo de volver a las escuelas, donde sus colegas ya no los quieren como tales.



Muchas veces con la muletilla “que el trabajador privado no falta a su trabajo”, se esconde querer decir que todas las ocupaciones son iguales (no hay dudas que todas son dignas), pero en la docencia los problemas que enfrentamos son de los seres humanos y hay que enfrentarlos no solamente con la cara sino con el alma. No permitiremos hacer la vista gorda que muchas veces se hace con el trabajador privado, que no siempre es considerado una persona y muchas veces se lo quiere comparar con un número. Basta recordar noticias donde supermercados mendocinos (aquí, en la República Argentina y no hace mucho tiempo) obligaban colocar “pañales descartables” a sus empleadas para que no fueran al baño.



A las autoridades y a la sociedad en general le preguntamos: ¿Quieren que enseñemos con el ejemplo o creen que lo que acabamos de describir está bien?



Se quiere precarizar y convertir al trabajador en “un objeto”, que solo hace cosas. Nosotros no lo entendemos así. Y no permitiremos que se pongan escollos al cumplimiento de la ley. Señor gobernador: a los vagos hay que aplicarles la ley y no el castigo al que cumple!



El “plus de la cartera educativa” será aplicado a la enfermedad de los colegas docentes y su familia, a los tratamientos simples y a los complejos, al pap de la colega le costará $ 400 que irá directamente a la cartera educativa, al igual que un día menstrual doloroso de una colega. Tendrá que poner la cara, aunque su cuerpo la abandone…



También sufrirán este “plus” las enfermedades de largo tratamiento –causa de fuerza mayor o grave asunto de familia-, un accidente hogareño nos puede costar $ 400. También sufrirán esto, el que quiera representar a sus colegas, al que quiera representar a los ciudadanos a nivel nacional, provincial o municipal; a los que quieran perfeccionarse; al docente que tenga hijos, al que adopte; al que quiera llorar o algún deudo de tercer grado. Al que por razones graves llegue tarde o deba retirarse de su lugar de trabajo. A los jubilados, por ser jubilados.



Pensaba en las colegas que no solamente paren a sus hijos, sino que al igual que cualquier madre de esta sociedad quiere protegerlos y cuidarlos, y que se curen cuando enferman. Ahora se le cobrará “plus” por llevarlos al médico o por haber estado toda la noche al pie de la cama para asistirlos , no se las puede castigar señor Gobernador!



Sabemos que toda la sociedad quiere que los docentes trabajen. Nosotros también así lo queremos. Lo mismo pedimos para los políticos que trabajen y no 24 horas al día, pero que cada vez traten de equivocarse menos.



Señor Gobernador, le recordamos, cuando usted dijo que el Ministro gana menos que un maestro, no debemos dejar que la función pública sea solo para los ricos. El maestro y el Ministro necesitan sueldos dignos. Y por último, recordamos que “la calidad educativa” no se logra impidiendo el ejercicio de un derecho contemplado en la ley, por el contrario.



(*) Secretario Adjunto de ATECH