Martes, 6 Marzo, 2012 - 15:27

En Tedeum Evangélico
Declararon a Sáenz Peña ciudad de Paz y Prosperidad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Con motivo del Centenario de la Fundación de Sáenz Peña, el Consejo Fraternal de Pastores organizó este lunes, el primer Tedeum Evangélico en el que autoridades municipales y pastores firmaron una "proclama profética" para la localidad declarando a la Termal, ciudad de Paz, Prosperidad y Justicia.

La ceremonia tuvo lugar en el Centro Cristiano Puerta Abierta y reunió a miembros de las iglesias evangélicas de la ciudad que se dieron cita para orar y bendecir a Sáenz Peña en el centenario de su fundación. Estuvieron presentes, además, la presidenta del Concejo Deliberante Crucita Pereyra, en representación del intendente Gerardo Cipolini, el concejal José María Quiróz, la concejal Laura Morales Egea, entre otros funcionarios y representantes de entidades locales.



El pastor Vargas fue el encargado de la apertura dando la bienvenida a los presentes.

Luego de las primeras palabras, el pastor Jamy Sosa fue quien dirigió la alabanza, para dar paso al vicepresidente del Consejo Fraternal de Pastores, Darío Giménez quien agradeció “la importante presencia de funcionarios y representantes de la comunidad, así como de evangélicos de distintas denominaciones que se acercaron para responder a la convocatoria”.



Posteriormente, la pastora Claudia Arias de Candia dio lectura a una proclama profética sobre Sáenz Peña, haciendo hincapié en que la misma fue redactada bajo el “Consejo de Dios y fundada en Su Palabra”, declarando que esta es Una Ciudad de Paz, una Ciudad de Prosperidad y una Ciudad de Justicia. Una vez finalizada la lectura, se invitó a las autoridades presentes a refrendar dicho documento.



Instantes después, el pastor Giménez invitó al pastor Cherny en representación del pueblo evangélico a hacer entrega de una placa con una bendición profética para el intendente Gerardo Cipolini, quien no pudo estar presente por no encontrarse en la ciudad, y que fue recibida por la presidente del Consejo Crucita Pereyra.



Al recibirla, Pereyra pronunció su gratitud y transmitió el saludo de Cipolini diciendo: “les agradecemos sus oraciones, sabemos que están orando por nosotros, y les pedimos que lo sigan haciendo porque necesitamos de la guía y la fortaleza de Dios para cumplir nuestra tarea de gobernar”.



Asimismo, la pastora Alba Johannson también puso en manos del concejal José María Quiroz, una placa con similar contenido dirigida al gobernador Jorge Milton Capitanich.



Para concluir el Tedeum, el pastor Carlos Mutazzi, fue el encargado de compartir la Palabra de Dios, haciendo referencia al pasaje de las escrituras donde se narra la historia de Jonás y comparó a nuestra ciudad con Nínive, en cuanto Dios tiene propósitos para bendecirla. También pidió perdón en nombre del pueblo evangélico por no haber orado y velado por las autoridades que son “cosiervos”, personas puestas por Dios en eminencia, e invitó a los concejales Pereyra y Quiroz para ser bendecidos juntamente con el presidente del Consejo de Pastores, Ptor. Claudio Claus.