Martes, 6 Marzo, 2012 - 08:29

Primarias en EEUU: el "supermartes" que afianzaría candidaturas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En Ohio, al norte de los EEUU, Romney y Santorum, favoritos para ganar la primaria republicana están virtualmente igualados. Según la tradición política, lo que sucede en ese estado refleja los resultados electorales, lo que se traduce en la conocida frase "Quien gana en Ohio, gana las primarias".

La carrera por la nominación presidencial del partido republicano vive su jornada clave, en la que diez estados votan para elegir al contendiente de Barack Obama en las elecciones de noviembre. En Ohio, territorio que históricamente anticipa el resultado de las primarias, ambos precandidatos están virtualmente empatados



Según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac, el moderado Romney lidera allí las intenciones de voto, con un 34%, frente al 31% de Santorum. La misma encuesta coloca a los otros pretendientes a la candidatura muy por detrás: 15% para Newt Gingrich y 12% para Ron Paul.



Repitiendo lo que ya había logrado en Florida y en Michigan, el multimillonario Romney "recuperó, una semana antes de la primaria, el terreno perdido y en las 24 horas previas volvió a pasar al frente", estimó Peter Brown, director adjunto del instituto de sondeos de Quinnipiac. La semana pasada, Quinnipiac colocaba a Santorum primero en Ohio, con diez puntos de ventaja sobre Romney.



Los republicanos votarán en diez Estados (Alaska, Georgia, Idaho, Massachusetts, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Vermont y Virginia) en este "supermartes" en el que están en juego unos 437 delegados, sobre los 1.144 que necesita un precandidato para asegurarse la investidura del partido. Los delegados representarán a su candidato en la convención nacional partidaria de agosto en Tampa, de la cual saldrá el rival del presidente demócrata Barack Obama en noviembre.



En Georgia y en Tennessee, bastiones conservadores del sur del país, el factor religioso juega un papel esencial. El ultraconservador Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de representantes y ex diputado por Georgia, es dado como ganador en su estado, pero llega en tercer lugar en Tennessee (24,7%), detrás de Santorum (32,3%) y de Romney (29,7%), según una compilación de sondeos llevada a cabo por el sitio web RealClearPolitics.



Una victoria de Gingrich en su feudo no tendría, por tanto, una importancia significativa. A nivel nacional, Romney lleva la delantera, al haberse asegurado 173 delegados, contra 74 que votarán a Santorum, 37 a Paul y 33 a Gingrich, señala RealClearPolitics.



La campaña de Romney aparece como bien organizada, y sobre todo como bien financiada. Gracias a una propaganda electoral inteligentemente repartida en los medios audiovisuales de los estados clave, Romney viene logrando recapturar algo del impulso que lo había transformado hace algunos meses en el candidato "inevitable". Sin embargo, el ex gobernador de Massachusetts tiene grandes dificultades para sensibilizar al ala derecha de su partido, que lo encuentra demasiado moderado.



"La única razón por la que el gobernador Romney logró una ventaja en los primeros estados (que votaron) es que gasta 5, 6, 7, 8, 9 veces más que los demás", dijo Santorum.



"El establishment está detrás" de Romney, sugirió Santorum en un desesperado llamado a sus partidarios en Westerville, Ohio. "Necesitamos alguien que mantenga en alto pricipios, ideas", señaló el candidato ultra religioso, quien en las últimas semanas se vio en el ojo de la tormenta por sus arcaicas opiniones sobre el método anticonceptivo y por llamar a Obama un "snob" porque éste expresó que desea que todos los ciudadanos puedan ir a las universidades.



Consciente de la erosión sufrida por su candidatura, sobre todo en Ohio, Santorum apuesta a que algunos precandidatos se retiren y lo apoyen. Durante una reunión pública en Canton, Ohio, Romney se presentó como el único postulante capaz de reactivar la economía.



"Lo que necesitamos para derrotar a Obama es crear empleo y hacer retroceder al estatismo. Es lo que yo hago. Conozco la economía. Pasé en ella toda mi vida", dijo. El lunes, el ex hombre de negocios realizaba actos de campaña en Ohio, antes de retornar a su feudo de Boston este martes, donde esperará los resultados de la votación. Santorum permanecerá en Ohio hasta la noche del martes.
Fuente: 
Infobae.com