Viernes, 2 Marzo, 2012 - 19:15

La Municipalidad clausuró locales comerciales, decomisó mercadería y multó a los dueños

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Entre los irregulares se destacó un establecimiento que violentó la faja de clausura impuesta con anterioridad, reabriendo irregularmente sus puertas al público. Además, firmas que funcionaban con pésimas condiciones de higiene y no poseían habilitación comercial.

En el primero de los casos, en un procedimiento encabezado por el Subsecretario de Control Público Facundo Sampayo, personal de las Direcciones Generales de Inspecciones, Higiene y Control Bromatológico y de Tránsito procedió a la renovación de la faja de clausura de un supermercado de origen asiático, ubicado la primera cuadra de calle Don Bosco, que había sido clausurado días atrás por no contar con la habilitación correspondiente. Sin embargo, los dueños violaron la Clausura Preventiva, rompiendo la faja inhibidora y retomando la atención al público.



Esa misma jornada, surgieron nuevos intentos de establecimiento de puestos ambulantes en proximidades de la Peatonal “Dr. Raúl Alfonsín”, situación que los inspectores municipales notificaron debidamente a los infractores. Pero estos últimos generaron problemas en el normal transcurso del desalojo, por lo que fue necesaria la intervención policial en el proceso.



Volviendo a los locales que no tramitaron las habilitaciones necesarias para desempeñar sus actividades, una empresa que funciona como agencia de remises en Avenida Mc Lean al 50 aproximadamente fue clausurada por no contar con la habilitación comercial para llevar adelante ese rubro, además de recibir otras infracciones.



PELIGROSAS CONDICIONES HIGIÉNICAS PARA LOS CONSUMIDORES

Al día jueves, se registró un caso preocupante de desinterés por la salud de los consumidores en otro supermercado de origen oriental, aunque esta vez en el Centro Comercial del barrio Güiraldes.



Allí, los inspectores municipales tuvieron que labrar actas y decomisar mercadería que era comercializada con irregularidades tales como doble vencimiento en pollos, latas deterioradas, productos lácteos y fiambres fuera de la cadena de frío y controles de plagas no renovados, cuyo fiel reflejo fue el hallazgo de cucarachas en las góndolas.



En otra zona de la ciudad, una verdulería instalada en la esquina de una escuela, más precisamente en la intersección de las avenidas Mc Lean y Marconi, debió ser desalojada porque funcionaba de manera ilegal.