Viernes, 2 Marzo, 2012 - 12:30

Estudiantes de pueblos originarios becados para cursar estudios en la UNNE

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Universidad Nacional del Nordeste otorgó a 30 aborígenes representantes de las comunidades Wichís, Qom y Moquoít una beca integral para iniciar sus estudios universitarios en el ciclo académico 2012.

El impacto del Programa de Pueblos Indígenas a 10 meses de su lanzamiento es evidente, si se lo compara que los 14 aborígenes que la institución ya beca desde el 2011.



“El programa es el primero en su tipo que es implementado por una Universidad Pública de la Argentina. Su objetivo central es el de generar las condiciones necesarias para el acceso, permanencia y egreso de indígenas en carreras de Grado de la Universidad” señaló la vicerrectora de la UNNE y directora General del Programa, profesora Delfina Veiravé.



De esta manera y con la contención necesaria -señaló la Prof. Veiravé-la Universidad asume su responsabilidad social formando a futuros profesionales que puedan asistir en el desarrollo de sus comunidades, en salud, educación, derecho, medio ambiente, vivienda, y toda otra formación y disciplina que ofrece la UNNE.



Hace pocos días atrás el rector ingeniero Eduardo E. del Valle
suscribió un acuerdo con el Secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern, mediante el cual la SPU brindará apoyo financiero para llevar adelante todas las acciones previstas en el programa.



Como parte de esta gestión llevada adelante por el Rector de la UNNE también se logró que se dispongan de Becas Nacionales para los 50 aborígenes que cursan sus estudios en la Universidad. Se trata de una ayuda de $300 que complementarán los $1200 que la UNNE otorga en concepto de becas a cada uno de estos estudiantes.



El Programa de Pueblos Indígenas lanzado en Mayo de 2011 ha tenido un alto impacto en los destinatarios. Para la Directora del Programa “este logro está relacionado con los Talleres de Información Vocacional realizados entre octubre y Noviembre en instituciones comunitarias y educativas de nueve localidades de la provincia del Chaco, realizados por el equipo del Programa, Lic. Laura Rosso, la Lic Teresa Artieda y Prof. Adriana Lujan”.



Las actividades fueron acordadas y contaron con el respaldo del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia del Chaco. De este modo, integrantes del Programa de Pueblos Indígenas junto a profesionales del Departamento de Orientación Vocacional de la Secretaría General de Extensión Universitaria, tuvieron a su cargo el dictado de estos talleres, recorriendo las principales zonas de la Provincia.



Algunos datos que son de interés señalar es que de los 50 aborígenes que en este momento estudian en la UNNE, 27 son mujeres y 23 varones. Han optado por ofertas académicas de lo más variada. Las siguientes carreras tienen al menos un (1) alumno cursando su plan de estudio: Ingeniería Electromecánica; Diseño Gráfico; Arquitectura; Licenciatura en Gestión Cultural; Notariado; Odontología; Licenciatura en Criminalística; Profesorado en Geografía; Licenciatura en Letras y Profesorado en Ciencias de la Educación.



Hay 5 alumnos en Ciencias Económicas; 6 en Licenciatura en Ciencias de la Información; 6 en Profesorado de Historia; 4 en Medicina; 4 en Licenciatura en Educación Inicial y 3 en Enfermería.



Al respecto, la Vicerrectora destacó la importancia de esta diversidad en las carreras que cursan, abarcando temas de alto interés para la mejora de las condiciones de vida, desarrollo y preservación de las culturas originarias.



Acceso y Permanencia. Para acceder a las becas de la UNNE, los estudiantes ingresantes pertenecientes a las comunidades Wichís, Qom y Moquoít debieron ajustarse a requisitos de selección. La coordinadora del Programa, Lic. Laura Rosso,
llevó adelante la evaluación de los postulantes a través de una Comisión integrada por Secretarios Estudiantiles de Facultades y un representante de cada una de las tres étnias, quienes a fines de Diciembre de 2011 completaron esta selección.



En primer lugar se tuvo en cuenta que los postulantes hablen y escriban el idioma del pueblo de origen, como una manera de asegurar su vinculación cultural y social con su comunidad. En todos los casos tuvieron
prioridad los que finalizaron el nivel secundario.



Además los seleccionados debieron presentar el aval de sus organizaciones comunitarias, en el que queda establecida la pertenencia del joven y el compromiso con su comunidad (qom, wichí o moqoit).



La vicerrectora Veiravé explicó que además de la asistencia material, la institución acompañará a los becarios brindándoles ayuda pedagógica, disciplinar y socioafectiva. “Si bien estas acciones son más importantes al momento del ingreso, se mantienen durante todo el proceso de formación de los estudiantes”. Para las autoridades este aporte es fundamental ya que contribuyen a generar las condiciones para la permanencia y el egreso de los indígenas de la Universidad.



Actividades sociocomunitarias para los estudiantes becados. Los estudiantes beneficiarios de las becas, realizarán actividades complementarias a modo de contraprestación. Algunos ejemplos de las tareas que podrán desarrollar son la de oficiar de traductores (oral y escrito) en hospitales, organismos estatales y privados, en conferencias, congresos y seminarios.



Asimismo podrán tener bajo su responsabilidad la organización de eventos participativos en sus comunidades en áreas como alfabetización, educación para la salud, eventos culturales y deportivos.



La UNNE busca con estas condiciones, contribuir a que estos estudiantes mantengan el vínculo y su compromiso con sus propias comunidades. Señaló la Prof. Delfina Veiravé, que “este programa tienen que asegurar inclusión efectiva de los jóvenes indígenas en la educación superior, pero fundamentalmente permitir que en el futuro puedan ser profesionales con alto compromiso social para hacer un real aporte a la mejora de las comunidades, al respeto por sus derechos e identidades”.