Viernes, 2 Marzo, 2012 - 11:59

En el Centenario termal "tensaron" demasiado la cuerda, y se rompió

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los actos por los cien años de la ciudad de Roque Sáenz Peña venían demorados por el mal tiempo, pero todo dentro de lo previsible. Sin embargo, el sencillísimo gesto protocolar del izamiento de las banderas nacional y de las colectividades, pervisto para las 8 del jueves, se estiró unos 45 minutos.



Después de que se acomodaron chicos y grandes, los blandengues con sus uniformes encarnados, los funcionarios en el palco y todo estuvo en su lugar, llegó el momento de izar la enseña patria. Desde el mástil se empezó a levantar un murmullo, se escucharon chistidos y se vieron gestos que pretendían ser discretos. Aunque parezca mentira, las cuerdas del mástil no estaban.



Hubo corridas, retos, órdenes y contraórdenes. 45 minutos después, cuando la Banda Municipal y la de los “Blandengues” estaban a punto de agotar su repertorio de “canciones para hacer tiempo”, la celeste y blanca, finalmente, empezó su ascenso triunfal.



Dicen que también se extravió la bandera de alguna que otra colectividad, pero no precisaron cuál.