Viernes, 2 Marzo, 2012 - 11:04

Minimizó la denuncia contra Boudou
Para Aníbal el Caso Ciccone es un "problema marital"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El senador Aníbal Fernández minimizó hoy la denuncia contra Amado Boudou por el caso de la empresa ex Ciccone Calcográfica, al sostener que "por ahora sigue siendo un problema marital" en el que una mujer acusa a su ex esposo de tener "no sé qué cosa con el vicepresidente".

Además, calificó como "una estupidez" los billetes de "100 Boudoues" que le arrojaron ayer al funcionario en el recinto del Congreso, durante la apertura de las sesiones ordinarias, y aseguró que "seguramente lo mandó alguien que tenía interés en agraviar al vicepresidente".

"Qué me importa que manden un papelito de esas características, me importa nada, cero", enfatizó Fernández en declaraciones a radio Mitre.



Respecto del "caso Ciccone", indicó que "por ahora sigue siendo un problema marital: hay una señora que se está separando de un señor y dice que su marido tiene no sé qué cosa con el vicepresidente".



Aludió de esa forma a Laura Muñoz, quien denunció que su ex esposo, Alejandro Vandenbroele, a cargo de la ex Ciccone Calcógráfico, es testaferro de Boudou.



El hombre es investigado por la Justicia por la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias y lavado de dinero. "Está la Justicia para que lo dirima y dejemos al vicepresidente tranquilo porque si no en este país terminamos todos en el mismo lodo, todos manoseados, como decía Discépolo", sostuvo el ex jefe de Gabinete.



Por último, Fernández negó que junto al jefe de la bancada de senadores kirchneristas, Miguel Angel Pichetto, le hayan frenado a Boudou la designación de Sabino Vaca Narvaja, militante de La Cámpora, en la Prosecretaría Administrativa, un cargo estratégico en la Cámara alta.



"Nunca existió tal cosa", expresó.
Fuente: 
Agencia DyN