Viernes, 2 Marzo, 2012 - 07:40

Tras ofensiva de Assad
Cayó el mayor bastión rebelde en Siria

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Al cabo de 26 días de asedio, en la mañana de este viernes las fuerzas militares de Siria tenían el control Homs, la ciudad que hasta hace pocas horas fue el principal bastión de los rebeldes alzados contra el presidente Bashar el Asad.

La mañana del jueves los milicianos rebeldes anunciaron una "retirada táctica" y añadieron que se estaban quedando sin armas y que las condiciones humanitarias eran insoportables.



De las 100.000 personas que residen en Baba Amr, solo unos pocos miles permanecen en el barrio, que en las últimas semanas fue severamente bombardeado por el ejército sirio.



La nieve había retrasado el avance de las tropas del gobierno sobre Homs, pero también supuso un empeoramiento de las condiciones para los vecinos, que no tienen electricidad ni suministros básicos.



¿OPOSICIÓN DIVIDIDA?

Aunque el gobierno dijo que los rebeldes habían sufrido una derrota definitiva, la oposición en el exilio anunció la creación de una oficina militar para coordinar a los distintos grupos armados antigubernamentales.



Al hablar ante la prensa en París, el líder del opositor Consejo Nacional Sirio, Burhan Ghalioun, dijo que la oficina funcionaría como un ministerio de Defensa y daría empleo a soldados del Ejército Libre Sirio (ELS)



El anuncio parece haber dejado en evidencia algunas fisuras en el frente opositor, según el corresponsal de la BBC en Beirut, Jim Muir, quien destacó que el líder del ELS, el coronel Riyad al Asad, informó que su organización no cooperará con la oficina.



"(Al Asad) había criticado al Consejo Nacional Sirio por no haber hecho nada que ayudara en la práctica a la población dentro de Siria", explica Muir.



"Pero con la resolución de la Liga Arabe de enero dándole la cobertura política a países como Arabia Saudita y Qatar para que armen a la oposición, no está claro por qué Al Asad está rechazando el generoso ofrecimiento".

Ayuda humanitaria



Horas después de anunciarse la retirada rebelde, el gobierno sirio dio autorización al Comité Internacional de la Cruz Roja para que entre en el barrio de Baba Amr, que se había convertido en un símbolo de la resistencia.



Los trabajadores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tienen previsto entrar en el barrio este viernes por la mañana.



"Tememos encontrarnos con muchos civiles gravemente heridos", le dijo el jueves la portavoz de la CICR a la BBC.



Mientras tanto, el gobierno francés informó que los dos periodistas franceses atrapados en Homs se encuentran ya a salvo en Líbano.



La reportera Edith Bouvier, de 31 años, y el fotoperiodista William Daniels, de 34, se encontraban en un centro de prensa provisional que fue bombardeado la semana pasada.



Bouvier sufrió una herida grave en el ataque de la semana pasada durante el cual murió la periodista estadounidense, Marie Colvin y su colega francésRemi Ochlik.



Mientras, en Nueva York, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas expresó en un comunicado unánime su "decepción" por que la jefa humanitaria de la ONU Valerie Amos no recibiera autorización para visitar Siria y demandó su inmediato acceso.



Rusia y China, que vetaron dos resoluciones previas del Consejo de Seguridad sobre Siria, esta vez respaldaron el llamado.



Los 15 miembros del Consejo también dijeron que "deploran" el deterioro de la situación, "en particular el creciente número de civiles afectados, la falta de un acceso seguro a servicios médicos adecuados, y la escasez de comidas, en particular en las áreas afectadas por los enfrentamientos y la violencia, como Homs, Hama, Deraa, Idlib".



La ONU estiman que más de 7.500 personas han muerto durante el levantamiento antigubernamental en Siria, que dura ya 11 meses
Fuente: 
BBC Mundo