Jueves, 1 Marzo, 2012 - 20:10

Gobierno británico le aclaró a la presidenta que la política sobre vuelos la definen los isleños

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidenta Cristina Fernández anunció este jueves, que buscará renegociar con el Reino Unido la posibilidad de incrementar los vuelos semanales a las Malvinas mientras que el gobierno británico le aclaró que "cualquier discusión es competencia" de la administración de las Islas.

Desde el Foreign Office señalaron además que esperan que "Argentina honre sus compromisos bajo el acuerdo de 1999", que permite un vuelo semanal a las islas desde Chile, a través de la empresa LAN, que ahora podría ser cambiada por Aerolíneas Argentinas.



La propuesta del gobierno argentino contempla incrementar a tres los vuelos por semana a las Islas por Aerolíneas Argentinas y directos, partiendo desde Buenos Aires, en vez del vuelo semanal que parte desde Chile hacia las Islas con escala en Río Gallegos.

Asimismo, el gobierno británico instó hoy a la Unión Europea a elevar una queja formal a Argentina por la intención de bloquear la importación de productos de ese origen, en medio de la discusión por la soberanía de las islas.



Cristina Fernández detalló que instruyó al canciller (Héctor Timerman) y a la embajadora (Alicia Castro) renegociar los acuerdos -que los únicos que cumplimos somos nosotros-, que se firmaran" el 14 de julio de 1999 durante la gestión de Carlos Menem.



En ese marco, el gobierno británico manifestó su deseo de que la mandataria "honre sus compromisos bajo el acuerdo de 1999" y recalcó que "cualquier discusión sobre los vuelos a las Islas Malvinas es competencia del Gobierno de las Islas Malvinas".



En su mensaje ante la Asamblea General de la ONU en septiembre del año pasado, la Presidenta había amenazado con suspender los vuelos que partían de Chile hacia las Islas Malvinas, con escala en la Río Gallegos, pero ahora dio un giro en su perspectiva.

"Recordarán que en la última asamblea de la ONU en mi discurso dije que íbamos a suspender el vuelo, estábamos muy cansados y humillados frente a la negativa terca e incomprensible de sentarse a discutir (con Gran Bretaña) lo que Naciones Unidas obliga contemplando el interés de los isleños", recordó.



Desde el Foreign Office evaluaron que "si la Argentina está dispuesta a promover las conexiones aéreas entre el continente y las islas se debería reconsiderar su prohibición de los vuelos chárter a través de su espacio aéreo".



Sobre las intenciones de frenar la importación, el gobierno de David Cameron aseveró que "la actual política de la presidenta Kirchner de tratar de aislar a los habitantes de las islas -con el acoso de los buques de pesca y con el cierre de los puertos de embarque- es indefendible y no tendrá éxito.



Para el gobierno británico, "el vuelo semanal desde y hacia Chile es una ruta bien establecida, y se valora en gran medida por los isleños, incluyendo a la comunidad chilena y otros" y es por eso que consideraron como "muy decepcionante e injustificable por completo si la Argentina ejerce presión sobre este vuelo para que se suspenda". En su discurso ante la Asamblea Legislativa la Presidenta informó que resolvió "enviar cartas a los órganos bursátiles de todas las empresas que están depredando recursos en Malvinas, ictícolas y petroleros" para informar sobre la "litigiosidad" que implica tener acciones en ese tipo de compañías. Según advirtió, "en todos los organismos bursátiles hay obligación de informar a los accionistas de todas las cuestiones que son litigiosas al momento de comprar acciones" y comentó que se trata de una acción ideada junto a la Procuración General y a la Cancillería. Por otra parte, anticipó que concurrirá "personalmente" el 14 de junio a la reunión que el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (NU) agendó para escuchar el reclamo de soberanía de la Argentina.
Fuente: 
Agencia DyN