Miércoles, 29 Febrero, 2012 - 18:52

Refaccionado albergue estudiantil de Miraflores alojará a más de 150 alumnos de zonas rurales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobernador Jorge Capitanich inauguró este miércoles, refacciones del albergue estudiantil del C.E.P. Nº 90 de Miraflores. El nuevo edificio, que demandó un presupuesto de $ 4.450.281, “va a garantizar el ejercicio del derecho a la educación”, resaltó el primer mandatario provincial.

La residencia estudiantil cuenta con 36 dormitorios, los que se dividen en un ala para mujeres y otra para varones, con núcleos sanitarios y sala de estudios; además de un dormitorio para el celador y para estudiantes con capacidades diferentes. El edificio además tiene cocina, comedor, espacios propicios para la recreación de los estudiantes, sectores de lectura y placares.



En el acto de inauguración acompañaron al gobernador, el ministro de Educación, Francisco Romero, los intendentes de Miraflores, Isabel
Speciale y el de Juan José Castelli Alberto Nievas, diputados provinciales y autoridades educativas.



INCLUSIÓN EDUCATIVA



Capitanich manifestó su satisfacción por la inauguración de las refacciones ya que fue una demanda largamente planteada. Destacó que el edificio dará la posibilidad de estudiar a los alumnos que no la tenían. “Es un hecho trascendente que se inscribe en una estrategia, que aplicamos desde 2007, de promover y estimular una educación inclusiva, equitativa y de calidad y excelencia”, recordó y subrayó que no es un albergue material sino que es un espacio en el que se garantiza igualdad de oportunidades, para el debate y el conocimiento.



Destacó que uno de los objetivos en educación es seguir aumentando la cantidad de de alumnos de 5 años en las aulas (hoy rondan el 95%) y la universalización de los de 4; concretar la totalidad de la terminalidad educativa y garantizar la capacitación profesional de los jóvenes: que todo niño, adolecente y joven en condiciones de ir a la escuela, efectiva vaya. “A la inclusión educativa la queremos transportar a la excelencia”, señaló Capitanich y subrayó que además se trabaja en la equidad, para garantizar que el pobre y el rico tengan igualdad de oportunidades. “El conocimiento no ocupa lugar y es la base para la transformación de la sociedad”, aseguró el primer mandatario y remarcó que la política de inclusión e inversión educativa tiene que ser prolongada en el tiempo para que rinda sus frutos.




INVERSIÓN



Capitanich aseguró que para lograr la equidad y la inclusión es necesario invertir en infraestructura edilicia, crear más cargos, más escuelas secundarias, tener tecnología, seguir entregando neetbook, que sumado a la fibra óptica garantizará conectividad para todos y garantizar mecanismos que permitan a
los padres alimentar a sus hijos y pueda recibir el proceso de enseñanza. “Eso solo se logra con inversiones”, consideró y afirmó que eso si hizo en la provincia desde 2007. Detalló que hay más de 1700 edificios escolares, 3000 establecimientos educativos, 400.000 alumnos, 384.000 docentes -lo que insume un presupuesto que salarial del 54 por ciento de la masa salarial del sector público.




En este sentido el gobernador recordó que la inversión educativa en el Chaco es del 10 por ciento del producto bruto geográfico, que supera al promedio nacional y el 33,5 por ciento del presupuesto total de la provincia que es superior a lo que estable la Constitución Provincial. “Es un esfuerzos desde el punto de vista fiscal, financiero y presupuestario, pero no todo es salario”, aclaró y enumeró que el dinero también es utilizado para adquirir mobiliario, infraestructura educativa –se invirtieron 470 millones de pesos en cuatro años-, la creación de secundarias, de cargos, entre otras cuestiones.



ESTÍMULOS Y PERFECCIÓN



Capitanich explicó que la excelencia es un compromiso de todos y destacó que por eso el Estado invierte en educación. Pero señaló que hoy se gasta 300 millones de pesos es suplencias docentes por el alto índices de ausentismo. “Quiere decir que muchos trabajadores no tiene compromiso”, aseguró y explicó que es por esto que, al que educa bien y tiene vocación, se le pagará el fondo estímulo -el cual será capitalizado al básico para quienes estén frente al aula-. “Es para lograr excelencia educativa a lo que se llega con 190 días de clases”, remarcó y pidió terminar con discursos de lamento permanentes asociando al Chaco con una provincia marginal, sin perspectiva de progreso. “Somos buena gente, de trabajo, sacrificio e inteligente”, afirmó.



Insistió en que la excelencia educativa es un desafío de todos y anticipó la posibilidad de que un nuevo escenario de política salarial en el que los sueldos esté subordinada a estímulos por incentivos que permita garantizar conciencia colectica del trabajo. “La perfección es una herramienta para el progreso y vamos a ser mejores y tener una sociedad mejor; seremos capaces de seguir creciendo”, concluyó Capitanich.



POR LA EXCELENCIA EDUCATIVA



En su discurso, el ministro Romero destacó la labor que realizan los actores sociales y que hace efectiva la reparación histórica por la que está atravesando la provincia. Aprovechó la oportunidad para nombrar los programas provinciales que persiguen la excelencia educativa erradicando el analfabetismo e incorporando a todos los chaqueños al sistema.



“Los docentes debemos demostrarle a nuestros alumnos que no hay nada más importante que enseñar, tenemos que defender a la educación pública”, aseveró Romero dirigiéndose a los maestros presentes.



Quien también valoró las acciones emprendidas por el Ejecutivo provincial fue la jefa comunal Speciale remarcando las obras, como lo es la residencia estudiantil, que garantizan la inclusión social.



Por su parte, la directora del C.E.P. Nº 90 calificó como “trascendental” para la Institución educativa y la comunidad rural la remodelación de la residencia estudiantil. Valorando la función que el albergue desempeña para los estudiantes, dio a conocer que de no existir la posibilidad de que los alumnos cuenten con un lugar donde vivir, un gran porcentaje de la sociedad no tendría la posibilidad de terminar sus estudios ya que son muchos los kilómetros que deben recorrer para asistir a clases.



“Esta inauguración hace justicia la legítima demanda de los alumnos albergados, lo que hoy está sucediendo es la efectividad de la inclusión que garantiza el derecho a la educación con equidad y calidad”, aseguró. En esta línea, explicó que los trabajadores trataban de superar “con creatividad y voluntad las carencias por las que atravesaba el C.E.P. Nº 90”.



Finalmente, agradeció al gobernador por “haber hecho realidad el sueño de la comunidad”, y recordó cuando éste visitó el establecimiento y, asumiendo el compromiso se dirigió a los alumnos asegurándoles que la residencia estudiantil iba a ser puesta en excelentes condiciones para ser habitada.