Lunes, 27 Febrero, 2012 - 11:24

Esta mañana
"Esfuerzo encomiable"
Capitanich aseguró que un maestro chaqueño gana un 14% más que uno porteño

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En conferencia de prensa, el mandatario comparó el salario de bolsillo de un maestro de grado de Chaco con uno de CABA y con la media nacional. En 2003 estaba en 25 y 21% por debajo, respectivamente; “al cierre de 2011 los supera en 14 y 3,5% respectivamente”.



Jorge Capitanich, que mañana inaugurará el ciclo lectivo 2012 en la escuela de la localidad de Hermoso Campo, "presentó" a los ponentes que darían precisiones sobre la propuesta salarial del Gobierno a los sindicatos docentes en el marco de la negociación en paritarias (los titulares de las carteras de Educación y Hacienda, Francisco Romero y Federico Muñóz Femenia) y aprovechó para fundamentar la política salarial que se está llevando adelante.



De entrada aclaró que se esperan los resultados de las paritarias nacionales, pero que Chaco, a priori, “está por encima de esos valores”.



Según su análisis, en diciembre de 2011, al cierre del ciclo lectivo, el sueldo de un maestro de grado chaqueño con diez años de antigüedad era de $ 3.979,65, mientras en la Ciudad de Buenos Aires, el distrito más rico de la Argentina en ingreso por habitante, es de $ 3.484,08 (un 14% menos), y el de la media nacional es de $ 3.844 (3,5% menos). “En 2003, el salario de bolsillo del maestro chaqueño estaba 25% debajo del de su par porteño, y 21% debajo de la media nacional”.



“Hemos hecho un esfuerzo encomiable”, indicó, “y somos muy respetuosos del derecho a huelga de los trabajadores, pero tenemos una responsabilidad, que es gobernar para todos: designamos recursos para las múltiples demandas de todos los sectores”. En cuanto a la realidad de la educación, “aspiramos a que se cumplan 190 días de clase; creemos que nuestro método es el mejor: más horas de clase si queremos excelencia educativa y más tecnología para maximizar el rendimiento”.



EL DISCURSO DEL MÉTODO


Para Capitanich la metodología instrumentada por el gobierno en materia de sueldos, que implica los “esfuerzos realizados en estos cuatro años para recuperar el salario real, para mejorar la estructura salarial del sector público”, también recurre a la necesidad de “incrementar la productividad, el rendimiento de cada trabajador en sus áreas específicas”.



Por eso el fondo estímulo “es una herramienta que tiende a medir grados de productividad”. Vale decir, que los docentes estén en el aula. “Hemos capitalizado el fondo estímulo al básico, pero queremos que esté condicionado a la reducción del índice de ausentismo, que cuesta casi $ 300 millones por año a la provincia. Todos tenemos que tener responsabilidad social, tenemos que ser los mejores en nuestro trabajo”.



DERECHO DE HUELGA

Capitanich también se refirió a las garantías que da la provincia para el ejercicio del derecho a huelga. “No vamos a entrar en confrontaciones, vamos a ser muy respetuosos de las legítimas demandas, pero estamos haciendo mucho esfuerzo y nuestros números son transparentes”. De esta forma, el derecho a huelga “no hay que ejercerlo a costa de los alumnos ni del Estado; es un derecho de libre convicción; están garantizados derechos y lebertades, pero el que lo hace que se haga cargo de su decisión”, señaló con respecto a la política de descontar los días no trabajados.