Sábado, 25 Febrero, 2012 - 11:06

Polémica en torno a discusión salarial
Domínguez criticó a Capitanich por "burlarse de los docentes" en medio del conflicto por Paritarias

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

“Un chiste de mal gusto”, así calificó el diputado provincial a las declaraciones del Gobernador provincial sobre que el Ministro de Educación gana más como docente que por el cargo en el Ejecutivo. “Es una burla”, dijo y aclaró que “burlarse de los docentes no garantiza una mejor educación”.

También recordó que la “desactualizada” ayuda escolar es de $ 130 por hijo y aconsejó al gobierno “que se preocupe por incrementar este monto que es menor que los $ 140 que vale una botella de vino que toma el directorio de SECHEEP en sus almuerzos cotidianos”.



Domínguez, molesto por los dichos del gobernador, indicó que “ese tipo de comparaciones no se pueden hacer nunca en medio de una negociación tan importante, porque está en juego la educación de la provincia, el inicio de clases, las expectativas de los docentes y de toda la comunidad educativa que, con un gran sacrificio, se apresta a enviar a sus hijos a la escuela”.



Para el diputado de la Alianza señaló que los docentes están sometidos a una serie de presiones constantes, como ser la incertidumbre de no saber cuánto y cuándo cobran el Incentivo Docente, si el 5, el 10 ó el 15 de cada mes y deben estar pendientes del humor o de la caja del gobierno para hacer suyo un derecho, que además sufre disminuciones arbitrarias, siendo utilizado también como un Presentismo encubierto”. Agrego que “si hay tanto superávit fiscal como se mencionada periódicamente, porque no se utiliza en pagar bien a los docentes, o será que no existe un control sobre las asignaciones del dinero proveniente de la recaudación impositiva”, se preguntó el legislador.



“Es hora que cumpla las promesas sobre el Nomenclador, sobre actualizar las 6 horas y las 3 horas para los docentes de educación media y de nivel terciario” dijo y en ese sentido, Domínguez remarcó que el incentivo docente es un beneficio que no va al básico del salario, por lo tanto, “son montos en negro, manejados arbitrariamente en las mesas de negociaciones y que además no sólo condicionan al docente en actividad sino que perjudica a los docentes jubilados que no ven reflejado en sus ingresos esas sumas de dinero”.



Por último señaló que el humor de los padres “no es el mejor” ante los precios de la canasta escolar y lamentó que la provincia no determine un monto mayor de ayuda escolar, con al “inflación galopante” que hay en todo el país. “Hoy esa ayuda, desactualizada por cierto, está en $130, monto que sólo alcanza para un aparte de la canasta escolar, ni hablar de los libros o de la libre elección de los materiales que quiere comprar cada padre para su hijo, sin someterse a lo que le quiere imponer el Gobierno”, dijo Domínguez y luego disparó “el gobernador sabe que ese monto de ayuda escolar es menor a las botellas de vino de $140 que paga el directorio de Secheep en sus almuerzos cotidianos”.