Viernes, 24 Febrero, 2012 - 13:46

Estaba entre los hombres más buscados
Interpol detuvo en Chile al juez argentino prófugo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Otilio Romano fue detenido en una casa en la región de Reñaca. La orden la había dispuesto el ministro de la Corte Suprema. Fue destituido por su rol durante la dictadura militar.

El ex juez argentino Otilio Romano, acusado de complicidad en al menos 103 casos de represión ilegal, fue finalmente detenido por Interpol en un domicilio de la ciudad balnearia de Reñaca, Chile.



El hecho se produjo luego de que el ministro de la Corte Suprema trasandina, Adalí­s Oyarzún, ordenara la detención preventiva del acusado, imputado de graves violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar, entre 1976 y 1983.



Romano fue trasladado a la Corte de Apelaciones de Santiago, donde quedará a disposición de la Justicia chilena.



Por su parte, el fiscal argentino Marcelo Colombo aseguró hoy que la Justicia local utilizará la vía judicial para intentar procesar al juez acusado, y confirmó el inicio de los trámites de extradición en su contra.



Romano ingresó a Chile el pasado 24 de agosto y solicitó asilo político, después de que el Consejo de la Magistratura de Argentina lo suspendiera y ordenara su juicio, por su presunta complicidad con los delitos cometidos por la dictadura militar.



El integrante del máximo tribunal chileno cumplirá los pasos inmediatos a la captura y deportación de Romano, aunque tiene la posibilidad de apelar ante la Sala Penal. Romano fue destituido el 15 de diciembre de 2011 por el Consejo de la Magistratura, que lo consideró "cómplice" de la dictadura militar.



Un día antes de ser suspendido por este Consejo, Romano escapó a Chile, donde solicitó refugio político y consiguió un visado de permanencia por 8 meses.



En septiembre fue declarado prófugo por la Justicia argentina al no presentarse a la citación judicial que terminó en su destitución y, finalmente, el juez federal mendocino Walter Bentos pidió su captura internacional.



Romano figuraba en la lista entre los más buscados por Interpol Internacional por "crímenes contra la humanidad", junto a uno de los hijos de Muhamar Khadafy, Said Al Islam, y los ex funcionarios iraníes requeridos por la Justicia argentina por el atentado contra la AMIA.
Fuente: 
Infobae