Viernes, 24 Febrero, 2012 - 08:25

Liberaron a dos detenidos por el crimen de Candela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Guillermo López y Fabián Gómez, dos de los acusados de haber prestado colaboración en el secuestro y asesinato de la niña Candela Rodríguez, quedaron excarcelados  por orden de la Justicia de Morón. 

La decisión fue tomada hoy por el juez de Garantías de Morón Alfredo Meade, quien entendió que la libertad de ambos no podría en peligro la investigación y que eran atendibles las dificultades familiares reportadas por la defensa tras el arresto que pesaba sobre ellos.



"El juez dispuso la excarcelación porque cada vez es más endeble la investigación y eso hace a la imposibilidad y la dificultad de seguir teniendo detenidas a dos personas", dijo  el abogado Rodrigo González.



Con esta decisión, son cuatro los imputados por el secuestro y crimen de Candela Rodríguez que consiguieron salir de la prisión.



Hace unos días la depiladora Gladys Cabrera, dueña de la casa donde habría estado la niña, recibió la excarcelación por orden de la Cámara de Garantías de Morón, tribunal que hizo duras críticas a la instrucción.



Poco después, el carpintero Néstor Altamirano, propietario de otra vivienda por donde dicen que pasó la menor de edad, también fue beneficiado con la prisión domiciliaria, porque fue la estrategia utilizada por su defensa.



Así, los presos por el caso son Héctor "El Topo" Moreyra, (presunto autor intelectual del secuestro), Héctor Bermúdez (presunto autor material), Leo Jara (quien habría acercado a la niña para engañarla) y Alberto Espíndola (quien junto a Gómez y López habría aportado la logística).



Al respecto, el abogado de Gómez y López dijo a DyN que en los últimos días hubo varias pruebas que en un primer momento parecían comprometer a sus clientes y que más tarde se desdibujaron.



Entre esas diligencias mencionó las huellas encontradas en una máquina de afeitar en la casa de Gómez que, supuestamente, contenía el ADN de Bermúdez, pero más tarde se comprobó que la pericia había sido mal hecha, dijo el abogado a esta agencia.



A poco de cumplirse seis meses del secuestro y crimen de Candela Rodríguez, la causa parece empantanarse sin certezas de que los responsables hayan sido encontrados.

Los entrecruzamientos telefónicos aportados también demostraron que no hubo contacto entre los procesados mientras la niña estuvo desaparecida, salvo entre López y Gómez porque, precisamente, eran amigos, explicó el abogado Rodríguez.



Carola Labrador, madre de la niña, admitió que hay "pocas pruebas" contra los acusados de haber secuestrado a su hija y señaló que es probable que los asesinos estén caminando por la calle.



Candela Rodríguez, de 11 años, desapareció el 22 de agosto pasado y su cadáver fue encontrado a la vera de la autopista del Oeste la tarde del 31 de agosto. Si bien la niña estuvo bien cuidada durante gran parte de su cautiverio, se sabe que fue asfixiada en la noche del 29 de agosto, poco después de ser abusada sexualmente.



El fiscal Marcelo Tavolaro consideró que el hecho se produjo como una "venganza poco convencional" contra el padre de Candela Rodríguez, preso desde hace un año y medio por piratería del asfalto.
Fuente: 
Agencia DyN