Jueves, 23 Febrero, 2012 - 20:23

Videla se negó a declarar por el secuestro de peruanos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el juicio que se sigue en el marco de la megacausa del "Plan Cóndor", por el secuestro y aplicación de tormentos a 13 ciudadanos peruanos, durante el Mundial de Fútbol 1978. Actualmente el dictador se encuentra preso en Campo de Mayo.

Con las muñecas esposadas al frente y vestido de saco sport, el anciano general, de 86 años, ya con dos condenas a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, ingresó caminando poco antes de las 14.30 horas al juzgado federal de Norberto Oyarbide.



Tras cumplir con los trámites formales de toda indagatoria, Videla se negó a declarar y volvió a la cárcel federal de Campo de Mayo donde está detenido, informaron fuentes judiciales.



Mañana, en tanto, deberá declarar el ex ministro del Interior de la dictadura, Alberto Harguindeguy, de 84 años y con arresto domiciliario en su casa por razones de salud.



La Justicia investiga los hechos ocurridos el 25 de mayo de 1978, cuando 13 ciudadanos peruanos opositores al régimen del dictador Francisco Morales Bermúdez- algunos de ellos directores de diarios e incluso dos de ellos oficiales de la Marina de ese país- fueron secuestrados en su país y trasladados a Buenos Aires.



En Perú se los acusaba de supuestos hechos de violencia y fueron enviados al sótano del Departamento Central de la Policía Federal en Buenos Aires, para ser "ablandados" y obligarlos a firmar un pedido de asilo político voluntario.

Pero esas víctimas se negaron a hacerlo y, ante el escándalo internacional en medio del Mundial de Fútbol 1978, fueron expulsados de Argentina. La mayoría de ellos se marcharon exiliados a países de Europa.



"Videla, Morales Bermúdez y Albano Harguindeguy no fueron ajenos a la detención y privación ilegal de la libertad de" estas personas "y que el hecho fue cometidos al amparo y mediante la intervención desde ambos Estados", dijo Oyarbide al analizar el caso.



El Plan Cóndor fue un programa de coordinación represiva entre las dictaduras del Cono Sur a fines de los 70 e inicios de los 80 para detectar en cualquiera de sus territorios supuestos guerrilleros y opositores políticos, secuestrándolos e intercambiándolos.



La semana pasada, el Tribunal Oral Federal 1 confirmó que Videla siga preso por esta causa, por los "severos" delitos en su contra y la posibilidad de que en libertad pueda perjudicar la investigación.



En esta causa, Oyarbide ordenó la búsqueda y captura de Morales Bermúdez, de 91 años, quien viviría en Perú.
Fuente: 
Agencia DyN