Jueves, 23 Febrero, 2012 - 20:10

El Municipio solicitó ayuda a la Policía para clausurar un local nocturno ante la resistencia de los guardias de seguridad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El mismo está situado sobre avenida Sarmiento al 2200 y la clausura se realizó este último fin de semana en horas de la madrugada. En el lugar se estaban vendiendo bebidas energizantes, que están prohibidas y había más personas de las permitidas.

Las inspecciones se desarrollan en el marco del Plan de Estado Resistencia 2020 que instrumentó el municipio, y según consta en los registros del procedimiento la cantidad de personas dentro del local excedía ampliamente la capacidad, se exhibían y vendían bebidas energizantes, actuaba una banda musical en vivo y el personal de Seguridad resistió el operativo, al punto que se hizo necesaria la convocatoria del personal policial a través de un llamado al 911.



La clausura se ejecutó a las 3 horas de la madrugada del domingo en el establecimiento que funciona en Sarmiento al 2200, donde personal de la Dirección General de Inspecciones detectó las irregularidades y al intentar aplicar la norma municipal pertinente empleados de seguridad del boliche impidieron el ingreso del Subsecretario de Control Público Facundo Sampayo; la Jueza de Faltas, Zulema Gialdroni y de los inspectores.



En el primer piso, donde la capacidad autorizada es de 414 personas, había 551, hecho que se agrava dado que parte del espacio era utilizado para la actuación en vivo de una banda.

Al notificarse las faltas cometidas el personal de Seguridad hizo caso omiso a la intervención, se negaron a apagar los equipos de sonido, y además de resistir el accionar municipal también intentaron evitar el ingreso del personal policial.



Al normalizarse la situación, y cesar la actitud hostil de los empleados del local, se efectivizó el procedimiento, pero los responsables del local se habían ausentado, razón por lo que las actas labradas se colocaron en las puertas del lugar, junto con las fajas de clausura.

Se confeccionaron actas por exceso en la capacidad que personas ingresadas al local, por actuación en vivo sin contar con la correspondiente habilitación, por carecer de un cuenta personas fotoeléctrico, por venta de bebidas energizantes prohibidas, entre otras irregularidades.