Jueves, 23 Febrero, 2012 - 15:35

Cipolini recorrió la obra de recuperación de la Pasarela del ferrocarril

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El intendente de Sáenz Peña ponderó el rescate de "un lugar que forma parte de la conciencia colectiva de nuestra ciudad y un ícono urbano" para los habitantes de la Termal.

"Estamos subidos a un ícono urbano del colectivo saenzpeñense como lo es esta Pasarela que forma parte del paisaje urbano y de la memoria de miles y miles de saenzpeñenses que, a lo largo de sus vidas, han utilizado estas instalaciones para superar la malla ferroviaria", sostuvo el jefe comunal que se encontraba acompañado de varios trabajadores de medios de comunicación.



Recordó que, en el año de su construcción, en 1946, la Pasarela solucionó uno de los grandes problemas de tránsito de los peatones para cruzar desde del centro hacia el Barrio Belgrano, y viceversa.



Revelando que el origen de su construcción, tiene el antecedente trágico de que en ese entonces, muchos vecinos - para no rodear las formaciones ferroviarias - cruzaban entre los vagones por sobre los sistemas de enganche. En esas circunstancias, y en momentos en que lo hacía un niño, el tren se desplazó al estar realizando maniobras, y el pequeño pereció entre sus ruedas.



"Esto generó un reclamo muy importante a las autoridades ferroviarias, y eso provocó que - esta Pasarela que estaba destinada a una localidad del Gran Buenos Aires, fuese traída a Sáenz Peña y construida en este lugar", recordó Cipolini.



Agregando que "había muy pocos pasos a nivel, en aquellos tiempos. Estaba el de la calle 18 y, hacia el este en el fondo, el paso a nivel conocido como del brete. Por eso, cuando esta Pasarela fue habilitada, se produjo un salto importante en la calidad de los vecinos que, a partir de ese momento, pudieron cruzar las vías con la seguridad necesaria".



Como anécdota risueña, el intendente rememoró que estando junto a un veterano vecino del lugar, éste le recordó que también esta vía de paso de los peatones se convirtió en un juego singular de los niños de aquellas décadas. Los que aprovechaban los arranques de las portentosas locomotoras en momentos en que despedían hacia arriba densas humaredas de vapor de sus chimeneas, para que en momentos que éstas cruzaban debajo de la Pasarela, todo ello se convirtiese en un motivo de juego y diversión.



Gerardo Cipolini, subrayó que en este marco de evocación histórica y por los festejos del Centenario con el objetivo "de poner la ciudad en condiciones ante los ojos de propios y extraños, hemos decidido intervenir esta Pasarela. De manera tal que presente un aspecto muy digno ante la magnitud de la fiesta que vamos a celebrar".



Luego, el intendente de la Ciudad Termal describió parte de los arreglos que recibirá este monumento urbano, como la reposición del entablonado y el cambio de estética a través de la aplicación de colores originales, más un importante mejoramiento de su iluminación.



"Queremos que la gente vuelva a usar su Pasarela, y que esta esté perfectamente iluminada para la tranquilidad de los vecinos. Pero además, en este pequeño espacio verde agregaremos un parque infantil para uso de las familias que viven en las cercanías. Así, vamos a devolverles a los saenzpeñenses un lugar que forma parte de la rica historia de nuestra ciudad", finalizó.