Lunes, 20 Febrero, 2012 - 17:28

Posadas: nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los que se juzgan fueron crímenes cometidos en tres centros clandestinos. Comenzará el mes próximo en los tribunales de Posadas, contra cinco acusados que integraron la policía.

Según informó hoy el Centro de Información Judicial, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Posadas comenzará a ventilar el próximo 21 de marzo los crímenes ocurridos en el Departamento de Informaciones, el Destacamento policial conocido como Casita de Mártires y la Casita del Rowing, todos Centros Clandestinos de Detención (CCD) dependientes de la policía de la provincia de Misiones.



En el banquillo, estarán Carlos Omar Herrero, Felipe Nicolás Giménez, Guillermo Roque Mendoza, Julio Argentino Amarilla y Carlos Alberto Pombo, por la presunta comisión de "crímenes de lesa humanidad" ocurridos en la Provincia de Misiones, durante la última dictadura militar.



Dos de los implicados, el ex coronel Carlos Omar Herrero y el ex comisario de la policía local Felipe Nicolás Giménez, serán juzgados por privaciones ilegítimas de la libertad agravada y aplicación de tormentos agravados en 42 hechos.



Ambos estaban a cargo de la Jefatura de la Policía y del Departamento de Informaciones de la Policía de Misiones, respectivamente, se informó.

El tercer juzgado será Guillermo Roque Mendoza, médico de la Policía en esa época, acusado de privaciones ilegítimas de la libertad agravada y de aplicación de tormentos en tres hechos.



También fue acusado el ex sargento de la Policía de Misiones, Julio Argentino Amarilla, quien trabajaba con Giménez y el ex agente policial Carlos Alberto Pombo.



Como los integrantes originales del Tribunal de Posadas fueron recusados, este debate será llevado adelante por los jueces Rubén Quiñonez y Eduardo Ariel Belforte (ambos de un tribunal federal de Formosa), y por Norberto Rubén Giménez (de un tribunal de Resistencia).



Se prevé que el debate se extienda por más de un mes, y está prevista la citación de más de 120 testigos que estuvieron alojados en la "Casita de Mártires", la Casita Rowing (ubicada sobre la vera del Arroyo El Zaimán) y las otras dependencias policiales.

En la recolección del testimonio de victimas que figuran en el trabajo "Nunca Más" sobre los crímenes de lesa humanidad, una de las victimas, Ricardo Cáceres, contaba que había sido detenido a la salida de sui trabajo en Posadas "el 5 de octubre de 1976, por personal de civil perteneciente al Servicio de Informaciones de la Policía de la provincia".



"Fui introducido en el baúl de un auto y conducido a una casa en las afueras de la ciudad de Posadas, ubicada en las cercanías del Club Rowing. Este lugar se utilizaba para interrogatorios, donde además de las habituales torturas con picanas, golpes, simulacros de fusilamiento y quemaduras, se aplicaba la colgadura de los detenidos por los brazos o pies. Sufrí todas esas torturas", relató en aquel momento.



"Estando al borde del delirio a causa de la sed, uno de los guardias me descargó un paquete de pimienta en la boca. Luego fui trasladado nuevamente a Informaciones, siendo torturado con picana para obligarme a firmar una declaración, cosa que no pude hacer ya que tenía paralizados en forma total los dos brazos. Me amenazaron con llevarme de nuevo a la casita, o escuelita para mudos como la llamaban ellos. Esto se produjo dos días antes de que me trasladaran a la Cárcel de Resistencia", narró.
Fuente: 
Agencia DyN