Lunes, 20 Febrero, 2012 - 16:04

Barrancas de Belgrano
Encontraron en buen estado a los niños perdidos hace 15 días

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se trata de Francisco y Estafanía Pérez, quienes habían sido vistos por última vez el 5 de febrero, en Barrancas de Belgrano. De acuerdo a las primeras versiones, fueron encontrados por una mujer, que llamó a la Policía y a la familia. Los menores se encuentran bien de salud y con buen ánimo.

Luego de una intensa búsqueda, los pequeños que llevaban 15 días desaparecidos fueron hallados en la estación Saavedra del ferrocarril Mitre.



Los niños fueron identificados por efectivos de la Policía que se encontraban en el lugar, a través de las fotografías que se habían dado a conocer públicamente. Estefanía y Francisco estaban acompañados por dos personas que tenían un carro como el que suelen usar los cartoneros y que fueron detenidas.



Los dos estaban -aparentemente- en perfecto estado de salud; incluso la niña se mostró sonriente mientras era trasladada por la Policía; al niño se lo observó algo cansado y por eso se lo pudo ver con la cabeza apoyada en el hombro de uno de los agentes.



En el momento en que la Policía advirtió que quienes caminaban por el andén eran los chiquitos buscados, fueron a su encuentro y los sentaron en unas banquetas de un bar ubicado en la estación Saavedra.



El dueño del local de comidas contó: "Estuvieron como una hora y media acá adentro, junto a un policía. Les dimos facturas y un café con leche, pero estaban bien. Justo salió el padre por televisión y los dos dijeron: Ese es nuestro papá. Fue muy emocionante que los pudieran encontrar".



Por su parte, Alejandro, el padre de los pequeños, fue contactado por teléfono y en declaraciones televisivas expresó su emoción. "Me confirmaron que son mis hijos, estoy feliz porque llevaba días sin dormir... Lo único que quiero es ir a abrazarlos", relató con la voz entrecortada por el llanto.



Francisco y Estefanía Pérez eran buscados desde el 5 de febrero, cuando -según contó una tía- desaparecieron después de que su madre, quien tiene problemas de alcoholismo, los abandonó en un puente de la Panamericana para hacer unas compras.



Se cree que en este tiempo estuvieron mendigando bajo amenaza de los adultos que los retenían.