Lunes, 20 Febrero, 2012 - 10:23

Prefectura Naval busca dar con el cuerpo
Otra víctima del Río Paraná: se ahogó tras salvar a su pareja e hija

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hugo Alberto Mendoza, de 37 años, ingresó al río Paraná, en el sector de la calle 24 de la capital correntina, un lugar no habilitado para playa, para rescatar a su esposa e hija. Logró sacar a las mujeres de la zona de riesgo pero no pudo regresar a la costa y fue arrastrado por la correntada.

El Río Paraná se cobró otra vida. Ayer a la tarde un hombre se ahogó cuando salvó a su esposa e hija que se bañaban en una playa no habilitada de la capital correntina.

Desde el Departamento de Relaciones Institucionales informaron que el trágico episodio se produjo ayer alrededor de las 12.50 en el barrio Quinta Ferré.



De acuerdo a la pesquisa, Hugo Alberto Mendoza de 37 años llegó a la zona de la calle 24 de Mayo y la costa en compañía de su mujer y cuatro de sus hijos. Con el fin de hacer frente al sofocante calor decidieron meterse al agua. Todo era juego y risas hasta que la mujer que estaba en con de sus hijas de 11 años comenzó a pedir auxilio a su marido debido a que la corriente del río hizo que no pudiera ser pie. La fuerte correntada empezó a arrastrarlas a ambas. Mendoza acudió en su ayuda y pudo sacarlas del peligroso lugar, sin embargo no pudo regresar a la costa. Se zambulló y tras dar un par de manotazos al aire desapareció de la superficie.



Desesperadamente la esposa acudió a los vecinos del barrio y llamaron a la Policía. Efectivos de la Comisaría Undécima iniciaron las tareas de rastrillaje y solicitaron el apoyo del personal de Prefectura Naval. Una embarcación de la fuerza llegó al lugar para ayudar en la búsqueda. Hasta el cierre de esta edición no habían podido rescatar el cuerpo. La familia de Mendoza, aguardaba en la costa y no encontraba consuelo.



Otra tragedia ocurrió en la localidad de La Cruz, donde un hombre oriundo de Buenos Aires, se ahogó cuando disfrutaba de unas vacaciones junto a su familia.



La víctima fue identificada como Alberto Marcelo Aranda de 39 años, que residía en la localidad de González Catan, Buenos Aires.



El hombre llegó con su familia el sábado por la mañana y por la tarde se dirigieron hacia el Río Corriente con otro grupo familiar para bañarse en una playa no habilitada.

De acuerdo al testimonio de un sobrino, estaba nadando junto Aranda. En un momento la víctima le dijo que no podía más por lo que descansaría unos minutos para luego culminar el trecho que le quedaba para llegar a la costa. El chico continuó y cuando se dio vuelta ya no lo vio más. Es por eso que ni bien hizo pie en el sector playo, les comunicó lo ocurrido a sus familiares. Personal de Prefectura Naval inició la búsqueda pero hasta ayer no pudieron dar con el cuerpo.



El caso es investigado por policías de la Comisaría de distrito de la Cruz.
Fuente: 
La República; El Litoral