Domingo, 19 Febrero, 2012 - 18:19

Trimarco dijo que "Dios hará pagar" a los culpables

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El secuestro de su hija se produjo en 2002 por una red de trata. En tanto, uno de sus abogados estimó que habrá en Tucumán un segundo juicio para dilucidar la "trama política, judicial y policial" en torno al sometimiento a la prostitución.

Trimarco reanudará su declaración en la sexta audiencia del juicio oral a las 8:30 del miércoles, luego del cuarto intermedio dispuesto por la justicia tucumana en el marco de los feriados nacionales por carnaval.



La madre de Verón señaló que desde que comenzó a participar de las audiencias en tribunales "allí los tengo sentados a todos esos delincuentes que destruyeron la vida de mi hija y de mi familia".



"Dios los hará pagar por todo lo que hicieron", sostuvo Trimarco en un mensaje que difundió por redes sociales de internet.



Además, remarcó que "de la justicia divina de Dios nadie se salva. La verdad es una sola que te llena de paz y libertad eso es lo que yo tengo en este momento gracias a Dios".



Trimarco también agradeció en las últimas horas "de todo corazón el apoyo y las fuerzas" que le da la gente para afrontar el juicio y recordó que "durante diez años de lucha espere este momento".



"Quiero la verdad y justicia por mi hija", exclamó en su mensaje la madre de Marita Verón que conduce en Tucumán una fundación que protege a víctimas de la trata de personas.

Por su parte, el abogado Carlos Varela Álvarez, querellante en el juicio, estimó hoy que "habrá un segundo juicio y apuntamos a que lleguen al banquillo todos aquellos que fueron mencionados en la trama política, judicial y policial".



El letrado recordó que Trimarco denunció en el juicio que recibió "pistas falsas" sobre el paradero de su hija de parte de los gobiernos tucumano y riojano de los ex mandatarios Julio Miranda y Ángel Mazza.



Según la etapa sumarial, "Marita" fue secuestrada el 3 de abril de 2002, cuando tenía 23 años, y fue entregada luego a una red de trata de personas. El expediente del caso tuvo 25 imputados al principio, pero la Justicia de Tucumán sobreseyó a 12 de los acusados, tras lo cual la querella consiguió la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.



Al respecto, le letrado señaló en diálogo con radio América que los demás acusados "fueron desvinculados en primera instancia por la Corte Suprema de la Justicia de la Nación pero se sigue investigando".



De los trece imputados en la causa, solo tres se manifestaron ante los jueces que llevan adelante el juicio oral y público, mientras el resto se limitó a hablar con la prensa para desligar su responsabilidad del caso.



María Jesús Rivero, dueña de la remisería sospechada del secuestro, su hermano Víctor Ángel Rivero y Natalia Daniela Milhein, ex pareja del dirigente futbolístico Rubén "Chancha" Ale, quien a su vez fue esposo de la empresaria remisera, fueron los únicos que hablaron ante los jueces y negaron los cargos que se les endilgaron.



Los testimonios de las mujeres y los de Trimarco sirvieron para exponer en los Tribunales la existencia de prostíbulos con conexiones interprovinciales y redes de trata de personas que pudieron operar bajo el amparo de gobiernos y autoridades judiciales y policiales.
Fuente: 
Agencia DyN