Domingo, 19 Febrero, 2012 - 08:33

La interna se instala en el encuentro de la Juventud Radical

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Presidencia de la Plaza | Durante el encuentro provincial que se llevó a cabo este sábado, integrantes de Convergencia Social le reclamaron al presidente de la Juventud, Marcos Resico, que no se adjudique la representación de todos los militantes para hablar públicamente a favor de la nueva línea interna.







En el plenario no estuvieron todos los integrantes de la Mesa Directiva de la JR y varios de sus representados, según afirmaron desde Convergencia, pero la sesión se llevó a cabo igual por la importancia de los temas que se tratarían: la agenda partidaria 2012 y, especialmente, la conformación de la nueva línea interna anunciada por algunos jefes comunales.



Al final, los representantes de Convergencia, la expresión interna mayoritaria en esa fuerza, le reclamaron a Resico que garantizara y respetara las libertades y pertenencias individuales “sin adjudicarse la voluntad del conjunto”. Resico se comprometió públicamente a aceptar las decisiones de la mayoría.



Desde Convergencia además presentaron un documento que aquí se transcribe íntegro:



“En el marco de la convocatoria realizada por el Comité Provincial de la UCR del Chaco para coordinar acciones y estrategias que nos permitan ser alternativa de poder en la provincia y entendiendo que
seremos parte esencial de ese trabajo, quienes integramos la Juventud Radical del Chaco nos hemos convocado porque consideramos necesario ratificar las bases que nos permitan alcanzar ese objetivo que, estamos convencidos, deberá cimentarse en el trabajo militante, el diálogo y el consenso mas allá de las diferencias, cualidades que fueron el sostenimiento de la unidad que nos llevara gobernar el Chaco en 3 oportunidades”.



“Cómo claro ejemplo de la renovación, los jóvenes que participamos en política tenemos el desafío de recuperar la confianza de la población en los partidos políticos e instituciones de la democracia para volver a ocupar espacios de poder con el único objetivo de garantizar el bien común.
Para ello nos hemos preparado y trabajado con dedicación y responsabilidad para determinar las causas que han conducido a esa pérdida de credibilidad. Podríamos enumerar un sinfín de situaciones propiciadas por algunos que hacen de la política una herramienta de satisfacción personal en desmedro de quienes luchan cada día por sostener principios y valores partidarios con la integridad moral de no pretender ningún reconocimiento a cambio. Nuestros maestros: Yrigoyen, Alem, Illia, Alfonsín, nos han demostrado que la política es buena, porque es la única herramienta capaz de llevarle soluciones a las necesidades de nuestros pueblos. La falta de confianza y la desesperanza seguramente se deberá a que los discursos populistas de las últimas décadas han hecho muy difícil que la sociedad pueda discernir entre buenos o malos políticos. Seremos nosotros, la nueva generación de políticos, los encargados de marcar que la diferencia entre unos y otros radica en que aquellos que lo hacen bien es porque cuentan en sus filas con personas que conservan principios y valores, tienen conciencia ciudadana y la decisión y carácter necesarios para sostenerlos. Seguramente serán esas circunstancias con las que deberemos lidiar a lo largo de nuestra vida política. Estará en cada uno de nosotros no desviarnos del objetivo”.



“Creemos que todos los recursos serán insuficientes para avanzar en la recuperación de la República. Solo manteniendo en alto la ética lo lograremos, porque la confianza en las instituciones y particularmente en las personas que actuamos en política, no se logra multiplicando los controles sino reforzando los hábitos y las convicciones. Ese es el compromiso que venimos a ratificar en este día. Y pretendemos que quienes han sido elegidos democráticamente para representarnos como Juventud Radical, lo hagan en el ejercicio igualitario del poder que se la ha conferido, respetando las libertades individuales y en ese marco, nuestra mayoritaria pertenencia a la línea de
Convergencia Social, que paradójicamente es la misma que los ha conducido a ocupar estos y otros cargos honorables dentro de la estructura partidaria. El hecho de no preservar esos principios y valores para los que han sido ungidos por nuestra voluntad, nos habilitará a llevar adelante el
debate y las acciones necesarias que nos permitan garantizar el fiel cumplimiento del mandato otorgado”.