Sábado, 18 Febrero, 2012 - 11:24

Con un acto en el mástil central, Resistencia homenajeó el Bicentenario de la Escarapela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Con el izamiento de la enseña patria, inició a las 9, el agasajo por el Bicentenario de la Escarapela. Fue frente al Mástil Mayor de la ciudad, organizado por la Municipalidad local, el Gobierno provincial, la Comisión del Bicentenario y el Instituto Belgraniano chaqueño.

Estuvo a cargo de la intendente capitalina, Aída Ayala, la Presidenta del STJ, María Luisa Lucas, el Presidente del Concejo Municipal Eduardo Siri, el Secretario General de la Gobernación Juan Chaquíres, diputados provinciales; concejales y demás funcionarios locales.



Participaron además, la presidente y miembros de la Comisión Oficial de Fiestas Patrias; el presidente del Instituto Belgraniano del Chaco y otros integrantes de la institución; además de Elián Jovanovich de la Cámara de Comercio y representantes de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y Policiales.



Con el acompañamiento de la Banda Municipal “Luis Omobono Gusberti” que dirige el maestro Eduardo Silva, se entonaron el Himno Nacional y la Canción Oficial del Chaco, ésta última con la voz del tenor Ariel Gómez, para luego proceder al descubrimiento de una placa recordatoria, que dice “La Municipalidad de Resistencia en homenaje al Bicentenario de la Creación de los Símbolos Patrios… Salve, luminosa escarapela de la Patria, azul celeste como la inmortalidad de tu destino y blanca como la pureza de tu gloria inmaculada… 1812 – Febrero – 2012”



Como cierre de este emotivo recordatorio a uno de los símbolos que resume nuestra identidad como país, el titular del Instituto Belgraniano del Chaco, ingeniero Jorge Bernal, se refirió a la importancia de este día, reafirmando el valor de “esta insignia como el símbolo más humilde, diferenciado de la Bandera como espíritu, el Himno como disciplinario y el Escudo como reflejo de la autoridad. La escarapela es patria”.



Los festejos realizados homenajearon lo registrado el 18 de febrero de 1812, cuando se reconoce por decreto la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, con los colores blanco y azul celeste.