Jueves, 16 Febrero, 2012 - 10:41

El jefe de Gendarmería reconoció la existencia del "Proyecto X": una red para espiar a organizaciones sociales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El titular de la Gendarmería, Héctor Schenone, habría admitido ante la Justicia que su fuerza tiene un programa, denominado "Proyecto X", por medio del cual se espía o espiaba a trabajadores y dirigentes sociales.

El jefe de la Fuerza habría reconocido la existencia de una unidad de agentes que se infiltra en las protestas para hacer inteligencia y obtener datos de sus líderes, según reveló anoche el programa "A dos voces" de TN.



El reconocimiento de Schenone estaría incluido en un escrito enviado a la Justicia, en el marco de la causa caratulada "Gendarmería Nacional s/delito de acción pública c/Hermosilla, Darío Javier y otros".







Presentó esta denuncia a través de una nota de cuatro carillas el 22 de diciembre del año pasado y la investigación recayó en el juzgado de Norberto Oyarbide en una causa relacionada con las protestas de la firma Kraft.



Según Schenone, el objetivo principal de esta unidad es obtener información personal, movimientos bancarios, hábitos, creencias y direcciones de líderes de movimientos sociales y gremiales.



"No podemos pensar que esto es una creación de la Gendermería. Los jueces tienen que investigar", reclamó Marcelo Parrilli, abogado del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).
"¿Qué diferencias hay con lo que hacía Astiz?", preguntó por su lado Fernanda Gil Lozano, de la Coalición Cívica.



Hermosilla fue delegado sindical de Kraft Food y participó, en 2007, de las protestas que se realizaron en la puerta de la empresa alimenticia y de varios cortes en la Panamericana.

Según el escrito oficial, el programa de espionaje interno se denominaría "Proyecto X", que tiene como objetivo obtener información personal, movimientos bancarios y direcciones de líderes de movimiento sociales y bancarios, entre otras cosas.



Además TN exhibió cámaras ocultas que confirmarían la denuncia.





Fuente: DyN y Perfil