Jueves, 16 Febrero, 2012 - 10:08

Correo de nuestros lectores
Hasta Dios entendió mi enojo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hoy, cruzando la plaza, sentí el raro y misterioso instinto de hablar con Dios. Entré a la Catedral y esperé como todo creyente, lograr la elevación espiritual necesaria para contactarme con el Señor. No se si me vio con cara de muy enojado pero escuchó con su santa paciencia todos mis reclamos.

Le pregunté ¿Señor que hicimos para merecer esto? ¿Qué es esto me respondió? Señor mío hace apenas una semana los legisladores nacionales, con total desprecio por la gente que los llevó a ocupar sus bancas, se aumentaron los ingresos por dietas, pasajes de avión gratis que después los venden y muchas otras cosas mas que llegan al 100 % mas de lo que se llevaban al bolsillo y eso no es todo mi Señor, como si fuera poco, las chicas y muchachos que ocupan las bancas en nuestra provincia salieron a defenderlos como si fueran los mas esforzados trabajadores al servicio de la sociedad que, paradójicamente también los depositó en esas bancas. La verdad mi Dios no puedo decir palabrotas y mucho menos ante Usted a quien veneramos todos, pero créame que esto me parece que ya superó a la hipocresía y se convirtió en algo mas parecido a la joda. (Perdón, Señor).



Ahora bien, como otro cachetazo mas a la razón y a nuestra buena voluntad acabo de informarme por los prestigiosos y reconocidos medios de prensa chaqueños de esta noticia que transcribo tal cual:



“Pedirán donaciones para pagar la expropiación de ´La Fidelidad´". El presidente de la Cámara de Diputados, se reunió con el titular de la Fiduciaria del Norte, para ultimar detalles de la creación del fideicomiso "que permitirá que la gente haga donaciones para poder solventar la expropiación. Pretenden recolectar 60 millones de pesos”.



Me parece que esta gente vive en Tasmania o cree que nosotros somos habitantes de una isla y por ende debemos conformar a nuestras ansias de “vivir” con el atrevido intento de sentirnos subestimados aún más por estos dirigentes de escritorio. Están equivocados y la gente se los va a hacer entender tarde o temprano porque no tienen liderazgo suficiente para encarar proyectos políticos sustentables sin nuestro acompañamiento.



El buen Dios, luego de escucharme, puso su mano en mi cabeza, bendijo mi alma y con su suave proceder me acompañó hasta la puerta del templo, pero antes de retirarme dijo: “Hijo mío ven todos los días a la misma hora que se está poniendo lindo esto”. Y una vez mas crucé la plaza pero por otras calles ya que estaba cortada por los piquetes que reclaman con bombos y pancartas de 9 a 11 horas como todos los días hábiles. Mientras iba caminando, observaba a mis conciudadanos desarrollando su diaria actividad, sin darse cuenta que en algún lugar de su barrio, su ciudad y su provincia se está gestando un cambio pacífico de mentalidad que tarde o temprano habrá de dar resultados sorprendentes.



Deberán recordar los Dirigentes políticos actuales que Palacios, Perón, Balbín, Illia, Allende, DIRIGENTES (con mayúscula vio…) fueron incunables, a ellos los imprimieron de a uno, como el mejor y único libro; ya que ustedes no podrán imitarlos, al menos respeten su memoria.



Gracias Dios por escucharme. Lástima grande que ellos no nos escuchen.



(*) DNI 7788556

Resistencia - Chaco