Miércoles, 15 Febrero, 2012 - 18:18

Sitech Sudeste reclama el cumplimiento del nomenclador docente

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde el gremio señalan que es necesaria una fuerte inversión para cumplir con esta ley, que es “un acto de justicia social”. Además, solicitan el pago de las deudas por reajustes, proporcional de vacaciones, el aumento en las asignaciones familiares y ayuda escolar.

A continuación se reproduce textualmente el comunicado enviado desde el sindicato.

La ley 6491, de modificación del Nomenclador de cargos docentes, tuvo su origen en la necesidad de reconocer con equidad y justicia la tarea de un gran número de docentes integrantes del sistema educativo provincial, en cargos de base o en cargos directivos. Así lo entendieron tanto el actual gobierno provincial como los legisladores, quienes dieron su voto favorable a esta iniciativa que partió de aquellos gremios a los que realmente les interesa la suerte de todos los trabajadores docentes y que tienen la cuota de sensibilidad social para sentir como propias las necesidades del compañero.



La modificación apunta a una mejor distribución del ingreso, tomando como base el tiempo efectivamente trabajado por el docente, dejando atrás la fórmula simplista que usaba el cargo de Maestro de Grado como unidad de medida y que, de acuerdo a una práctica consagrada, no se debía mover de los 1338 puntos asignados originalmente. En la óptica de algunos eso estaba muy bien; no interesaba que el maestro trabajara 21,15 horas reloj, semanales, contra 10 horas reloj trabajadas por un colega y por el mismo sueldo, equivalente a 15 horas didácticas.



Esa relación tan desfavorable para el Maestro de Grado y otros cargos, cuyo resultado forzoso frente a cada aumento general era recibir migajas, quiere ser restaurada por más de un gremialista “combativo”, reacción que
comenzó hace varios años ante la política nacional de elevar el piso del docente que recién se inicia. En lugar de aprovechar el impulso hacia arriba que significaba elevar los sueldos de la base, preferían combatir el incremento con el argumento de que se achataba la pirámide salarial. Conclusión, maestros y cargos equivalentes debían cobrar lo que cobraban, o sea, miseria.



Es parte de nuestros reclamos el aumento del valor del punto (aumento para todos), no inferior al deterioro salarial; pero, será muy distinta la distribución con 1338 puntos que tenía antes el maestro que con los 2225 asignados por esta ley, equivalente
a 25 horas cátedra del nivel secundario, conquista para maestros, bibliotecarios, maestras de sección, maestros de taller, de materias especiales, auxiliares docentes, atacada con un desprecio que supera el marco de una mera diferencia gremial: no interesa el docente de base, en su gran mayoría
frente a alumnos, reducida en este enfoque a mera masa de maniobras.



El nomenclador modificado es sinónimo de equidad en la retribución de un trabajo socialmente importante (el de enseñar)y un acto de justicia social, que deberá servir también para que el maestro no tenga que esperar a viejo para ganar unos pesos más o busque con desesperación un ascenso o una zona inhóspita para mejorar sus ingresos.



Por todo lo expuesto, SITECH SUDESTE reclama una fuerte inversión para cumplir con esta ley, como así también las deudas por reajustes, proporcional de vacaciones, el aumento en las asignaciones familiares y ayuda escolar y el aumento del valor del punto no inferior al índice inflacionario real.