Martes, 14 Febrero, 2012 - 21:42

Desalojaron con gases lacrimógenos a ex movilizados por Malvinas que mantenían cortado el tránsito

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Escenas de violencia se vivieron en las inmediaciones del obelisco porteño durante el desalojo del piquete de ex movilizados a Malvinas. El despliegue de cientos de efectivos de infantería no evitó que los manifestantes resistieran arrojando palos y piedras.

La Policía Federal y la Gendarmería nacional desalojaron hoy con gases lacrimógenos y camiones hidrantes al grupo de ex soldados continentales reclutados durante la guerra de Malvinas que no llegaron a combatir en las islas, que mantenían cortado al tránsito el cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, en reclamo de un reconocimiento económico.



La ministra de Seguridad, Nilda Garré, rechazó los argumentos esgrimidos por los manifestantes para reclamar una compensación, al expresar que "estos ex conscriptos reclaman un tratamiento especial en virtud de haber sido movilizados al sur con argumentos que le caben a toda la población de la Patagonia".



La funcionaria acusó a los ex soldados de "recurrir a la extorsión para tratar de lograr los mismos beneficios que la Nación reconoce a quienes combatieron en el Teatro de Operaciones".



El ministerio informó que se produjo la "la detención de 25 manifestantes y 4 policías hospitalizados en el hospital Churruca con politraumatismos y excoriaciones". Los manifestantes detenidos fueron liberados poco después del mediodía.



Los ex-soldados intentaron resistir el desalojo arrojando piedras y palos contra los uniformados y uno de los camiones hidrantes.



En un comunicado, el Ministerio de Seguridad afirmó que por "la cerrada negativa a dejar paso al tránsito, no dejaron otra alternativa que la intervención policial para garantizar el derecho a la libre circulación de todos los ciudadanos".



Manifestó que el procedimiento se realizó "en aplicación de los protocolos de intervención en manifestaciones públicas diseñados por el Ministerio de Seguridad, garantizando un uso proporcional de la fuerza pública a los fines de restablecer el orden con el mínimo riesgo para los manifestantes y para el personal policial".



Los manifestantes habían iniciado la medida de fuerza anoche, cerca las 20.30,
en reclamo de que sean reconocidos como veteranos de guerra y de esta manera cobrar una especie de pensión por haber sido movilizados durante el conflicto bélico de 1982 contra Gran Bretaña.



Hubo un impasse durante la mañana cuando decidieron levantar el corte la espera de una posible convocatoria del Ministerio de Defensa u otra dependencia gubernamental para dialogar sobre su reclamo.



Sin embargo, a las 11 retomaron la protesta en el cruce de las avenidas de Mayor y 9 de Julio, y veinte minutos después las fuerzas de seguridad iniciaron las acciones para descomprimir la manifestación y liberar el tránsito en la zona.



Un grupo de estos manifestantes agredió el martes 7 de febrero al diputado oficialista José María Díaz Bancalari, cuando se retiraba de la Casa de Gobierno, en donde había participado de un acto que encabezó la presidenta Cristina Fernández. El senador radical Eugenio "Nito" Artaza expresó su repudio a "cualquier clase de represión" y afirmó que en las últimos semanas el Gobierno Nacional "ha adoptado la represión como manera de frenar manifestaciones populares".



Artaza igualó la acción policial de hoy en el centro porteño con "los acontecimientos de la semana pasada en Belén y Tinogasta", la provincia de Catamarca, cuando fueron desalojados manifestantes contra la megaminería.



El legislador acusó que "un gobierno que se dice nacional y popular y que defendió las protestas de repente permite cortes y manifestaciones cuando son afines a sus intereses pero reprime cuando están dirigidos a ellos".
Fuente: 
Agencia DyN