Lunes, 13 Febrero, 2012 - 13:49

Peche, preocupado por la división en el partido, reconoció que los radicales "somos sanguinarios" en las internas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El diputado aliancista expresó su intranquilidad por la división partidaria y dijo que sólo la unidad permitirá ganarle las elecciones al justicialismo en 2015. Apostó al diálogo, al debate de ideas y dijo que Azula, Cipolini y Ayala tienen que recapacitar y “hacerse cargo de lo que se produce”.

El titular de la
bancada aliancista
analizó el panorama político radical en la previa del encuentro partidario
de mañana.



“Estoy muy preocupado por la unidad del radicalismo, porque va a costar ganarle la elección en el 2015 al justicialismo. Si vamos divididos imagine como
va a terminar la historia”, consideró.



Los radicales en la internas somos sanguinarios, a diferencia de los justicialistas tenemos que aprender que a lo mejor se pelean como en una bolsa de gatos pero vemos que siguen, están todos juntos en el mismo partido”, advirtió Peche.



Con respecto a la reunión a realizarse este martes dijo que se debe charlar mucho y una
vez analizadas todas las cuestiones,
si no hay una solución,
cada uno tendrá que seguir su camino.
“Pero sin agravios porque la política hay que entenderla como debate de ideas,
si no estamos en el horno”, añadió.



Además planteó que la preocupación es generalizada. “Hay preocupación en todos los dirigentes, apostamos con mucho esfuerzo al radicalismo y a la Alianza y cuando suceden estas cosas, que yo no digo que no exista el derecho de cualquier dirigente de crear un movimiento, pero debemos tener la mesura y la responsabilidad de entender que todos juntos tenemos una posibilidad en el 2015”.



También reconoció el liderazgo de la intendenta de Resistencia. “Si me preguntan hoy quien tiene que ser la candidata, digo Aída Ayala”, afirmó. 
Aunque deslizó: “En estas cosas tenemos que ser inteligentes, discutir para adentro”.




Sobre los modos que se presentan entre los correligionarios, Peche dio detalles de la crudeza en la que se manejan. “Yo me acuerdo, las internas se juegan a muerte, nos matábamos en la interna. Yo conociendo la historia del radicalismo, estoy muy preocupado”.




“Hay dirigentes de cuantioso valor, Aída Ayala, Azula, Cipolini;
pero también ellos tienen ellos que recapacitar y hacerse cargo de lo que se produce”
, pasó factura.



También recordó: “En noviembre todos trabajamos para que estos dirigentes, mas allá de que antemano sabíamos que Roy Nickisch perdía”; y agregó que en
las elecciones cuando se decidió el desdoblamiento, ningún dirigente puso trabas a esta iniciativa.



Pese a que en todo momento se refirió a la división de los intendentes como un hecho, abogó porque en el encuentro de este martes se llegue a una resolución integradora.
Fuente: 
La Radio