Lunes, 13 Febrero, 2012 - 10:09

Correo de nuestros lectores
¿Para esto sirve la globalización?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Basta con observar todos los medios de prensa por estos días, para darse cuenta de los crueles resultados obtenidos desde que se comenzó a aplicar la “Globalización”.

Antes por mas mal que estaba un país, la peleaba entre los suyos y a lo sumo trataba de conseguir algún tipo de préstamo que le diera un empujoncito para salir de su propia crisis y si a 20 mil kilómetros de distancia se derrumbaba una economía era seguramente problema de “ellos” que debían resolver con sus propias herramientas.



Antes de (iba a decir maldita) la Globalización, cada país tenía su currícula educativa que se ajustaba a su propia historia y su forma de expresión incorporando a todos los sectores de “Su” cultura basada en experiencias de cada región.



Hoy y después de haberla probado y sin ganas, los pueblos están cada vez peor en cultura, economía, salud, desarrollo y productividad, pues basta asomar la cabeza un poco para observar como se destruyeron la mayoría de las economías regionales y ese lugar pasaron a ocuparlo las grandes Corporaciones que, generalmente tienen sus puestos base en cualquier país menos en el nuestro y a quienes los Gobiernos siempre le van a prestar mucha mas atención.



Si nos referimos al campo, notaremos como al pequeño y mediano productor cada día se le hace mas difícil subsistir, habida cuenta que no recibe del Estado el debido respaldo económico con créditos subsidiados, algo que a las grandes Corporaciones le interesa poco y nada ya que ellos son su propio Banco y manejan la economía global como propia.



Las características mas sobresalientes de esta farsa fueron en su momento “la Reforma del Estado” exigiendo a un país (siempre subdesarrollado…oh casualidad) que gaste menos en servicios sociales u obras públicas que nos ha llevado a la triste desatención de sus funciones básicas, tales como salud, educación, seguridad, abandonar por completo a todos nuestros mayores destruyendo el sistema previsional y no respetando las sentencias judiciales que obligan a pagarles lo que corresponde
y con todo ello absolutamente NADA de bienestar social.



La privatización de los bienes del Estado, transferidos a precios inferiores a su valor a los grandes grupos económicos de siempre con los actuales monopolios que dominan en el caso de los combustibles, agua potable, teléfonos, electricidad y otros servicios públicos, hoy nos están terminando de empobrecer pues a los altos costos que representan para nuestra economía familiar, debemos sumarle lo que nos quitan del bolsillo con los famosos subsidios que, a decir verdad ya no sabemos si los sacaron, a quien les sacaron o cuando los sacaron.



Mientras tanto es tan evidente la actitud de “pie grande” sobre nuestras cabezas que habiendo pollos en Argentina, traen de Brasil, carne de Uruguay, fruta de Chile, naranjas y sandías de Paraguay, bananas de Ecuador, gas oil que rompe los motores de Venezuela y como si fuera poco días pasados compré una simple bolsa de carbón que en su envase decía “Nueva Zelanda”, como si aquí no hubiera carbón.



Si esta es la globalización, maldigo la hora que se puso en práctica en países como el nuestro que ya no estamos en vías de desarrollo sino en la vía.



Homenaje al pueblo Griego que gracias a la Globalización a partir de hoy quedarán mas de 150.000 ( si…ciento cincuenta mil..) trabajadores en la calle para que el Fondo Monetario o el Banco Europeo o no se Banco mas, vuelva a darle un crédito “pagar los créditos” ya que para reactivar la economía no será…no lo sueñen.



Los globalizadores asistirán al triste espectáculo de las protestas callejeras reclamando por lo que le corresponde a cada ciudadano…nada más que un trabajo digno. Para la globalización no somos trabajadores y mucho menos dignos.



(*) DNI 7788556