Domingo, 12 Febrero, 2012 - 13:49

Avanza seguimiento interministerial de la desnutrición

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Las Unidad Provincial de Seguimiento Nutricional (UPSN), órgano del gobierno que enlaza el trabajo de las carteras de Desarrollo Social, Salud y Educación, ha conseguido la recuperación de niños y niñas del barrio Cacique Pelayo de Fontana, afectados por problemas crónicos de mala nutrición.







La Unidad de Seguimiento Nutricional (UPSN), cuya coordinación corresponde al Ministerio de Desarrollo Social, realizó la entrega de certificados a madres y tutores responsables de niñas y niños del barrio Cacique Pelayo, los que lograron su alta médica por alcanzar el peso y la talla adecuados según su edad.
Asimismo participaron de un taller dictado por el coordinador de la UPSN Ignacio Arano, en el que se repasó lo aprendido durante el proceso de recuperación de los niños y se realizó la entrega del módulo nutricional correspondiente. Estuvieron presentes también el Director del Centro de Salud Alexis Quiña, la facilitadora Carina Oviedo y los promotores comunitarios de la Unidad.



Un total de 31 niños y niñas, que residen en la comunidad del barrio Cacique Pelayo, recibieron el alta del programa nutricional, cuyos integrantes realizan un seguimiento que va desde el diagnóstico, hasta la evolución de aquellos casos con registro bajo tanto en peso como en talla.



TRABAJO EN EQUIPO


“Es un trabajo minucioso cuyos resultados se logran por la participación en equipo, donde las madres tienen el rol más importante. Ellas cuentan con el acompañamiento del personal del centro de salud, los promotores y las asistentes sociales. También hemos coordinado con otros organismos como Educación, que se encarga de controlar la asistencia a clases de los niños, del programa Prohuerta, entre otros. La finalidad es acompañar a la familia en el proceso de recuperación de los niños con alteraciones nutricionales”, indicó el médico Arano.



Cada niño y niña tuvo un promotor comunitario asignado, que se encargo de realizar un acompañamiento personalizado al grupo familiar a través de visitas domiciliarias,
asesoramiento nutricional y diversos temas referidos a la alta vulnerabilidad detectada en ese sector poblacional.



“Los casos son detectados por medio de lo que llamamos “control sano”, un diagnostico que se realiza en el Centro de Salud a los menores de 6 años. Después salimos a los barrios y realizamos talleres
con las madres y tutores que son los principales responsables del tratamiento y recuperación de los chicos”, explicó el Director del Centro de Salud.