Sábado, 11 Febrero, 2012 - 08:59

Sigue la fiesta en San Martín con la cuarta noche de Carnavales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El fin de semana pasado se realizaron las dos primeras noches de corsos donde las comparsas Yasy Pora y Sapucay desplegaron toda su belleza y alegría. Este sábado nuevamente las comparsas exhibirán su brillo y lujo en el corsódromo “Chinjo” Fonseca.

En forma espléndida y con sus mejores galas desfilaron hace siete días por el corsódromo “Chinjo” Fonseca las comparsas Yasy Pora y Sapucay con sus agrupaciones mayores y menores.



Este sábado se vivirá otro día de fiesta. Trajes con una mezcla de fantasía, color, brillo y lujo. Alegría y entusiasmo de bailarinas junto al empuje y gallardía de la multitud que cada noche de corso se da cita al cosmódromo son los ingredientes especiales que hacen a los corsos de General San Martín. El entusiasmo, protagonismo y la alegría del público demostraron nuevamente que el carnaval es una verdadera fiesta popular



SAPUCAY

Resplandecen las Maravillas es el tema elegido este año por Sapucay que se engalana y cobra vida con sus típicos colores rojo y amarillo la alegría expresada en su altivo orgulloso gallo. A decir de la dirigencia Sapucay presenta una comparsa cargada de lujo, brillo y color con el espíritu carnavalero que la ha caracterizado siempre incorporando innovaciones constantes ofreciendo un espectáculo creativo e imponente a su público, dando rienda suelta a la imaginación en cada uno de sus cuadros, creando en el publico, la incógnita por lo que vendrá, sorprendiendo a cada instante, con el despliegue de sus monumentales carrozas, de sus pasistas y cuerpos de baile, al ritmo inconfundible de su Scola de Samba.



YASY PORA

Chaco, denominación genuinamente indígena vinculada con los idiomas más antiguos del continente, es el tema que este año presenta Yasy Pora.
La comparsa ganadora de la edición 2011 de los corsos sanmartinianos responde un año más a su aporte artístico y cultural. Así presenta historia del Chaco.



Los tópicos que se desarrolla tienen los siguientes fundamentos: Al noroeste cinco ríos dibujaban vastas tierras impenetrables e inmensos montes
donde una naturaleza virgen convivía con los originarios. Inmersa en lo que antiguamente se había denominado el Gran Chaco Americano de más de un millón de kilómetros cuadrados.



Llamativos pájaros anuncian con su vuelo y silbidos la respetable presencia del yaguareté que sigiloso surge desde las malezas, el calor de la siesta de verano se hace sentir. Enmarcada en la conocida llanura chaqueña, el clima subtropical que la domina ha favorecido a su flora y su fauna.



La flora se caracteriza por especies arbóreas como el quebracho colorado y blanco, guayaibí, algarrobo, eucaliptos, álamos, timbó, urunday y otros ejemplares que incluyen al lapacho y sauce llorón. En su fauna podemos encontrar más de 500 ejemplares de aves y animales que constituyen una reserva nacional, desde el oso hormiguero, yaguareté, puma, tatú carreta, zorrino, liebre, guazuncho, carpinchos e iguanas, entre otras múltiples especies. Sus pueblos originarios provienen de distintos orígenes, lenguas y culturas. No se descuida la historia política e institucional del Chaco.