Jueves, 9 Febrero, 2012 - 08:52

"Incomprensible" cisma iniciado por Aída: "Hablan de renovación y ocupan cargos desde hace 16 años", dijo Peche

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El primero que acusó el desaire fue Angel Rozas. Ahora es Carim Peche, otro símbolo de Convergencia, a quien el lanzamiento de una línea interna dentro de la UCR encabezada por la intendenta de Resistencia, Aída Ayala, Gerardo Cipolini y Alicia Azula, no le hace ninguna gracia.







“Las nuevas ideas son buenas cuando tienen fundamento y yo no conozco los reales fundamentos del nuevo movimiento”, se atajó el titular de la bancada aliancista en la Legislatura provincial, dos veces ex intendente de Sáenz Peña y uno de los principales referentes de Convergencia Social en la provincia. Peche reconoció que desde el año pasado no habla ni con Aída (“a quien respeto y estimo”) ni con los intendentes de la ciudad termal y de Barranqueras, pero que eso no le impide “analizar la iniciativa”.



“Si hablan de renovación por edad, son todas personas mayores; si es por renovación de cargos, todos ellos ocupan cargos desde hace 16 años”, apuntó y se encargó en una minuciosa enumeración de presentar “debilidades” y “fortalezas” de cada uno de los probables futuros adversarios.



“Si es por
apertura, en el año 1994 cuando conformamos la Alianza fuimos a buscar a la propia Aída Ayala que militaba para el general Ruiz Palacios en Acción Chaqueña; también a Cipolini que sí es radical, lo fuimos a buscar porque no militaba en política y lo convocamos para que sea presidente del Concejo y después lo hicimos intendente; Azula lo mismo, ella no tampoco radical y sin embargo el propio Angel Rozas la invitó a participar en política, así que no están claros los motivos”.




Como si esperara que los disidentes “recapacitaran”, Peche les dejó una puerta abierta. “Dicen querer estar al lado de la gente ¿Y como creen que se ganó en el 95 en un Chaco peronista? Estando al lado de la gente, no hay otra explicación”. Pensar lo contrario, sostuvo, “es faltarle el respeto a la militania”. De paso les refrescó la memoria: “Personalmente gané dos intendencias con amplísima mayoría por estar con la gente”.



TRAPITOS AL SOL


Como si (mientras hablaba) alguien le hubiera susurrado que la ruptura estaba decidida y no había vuelta atrás, Peche se puso a hacer memoria: “Todo esto es extraño porque cuando estos mismos intendentes decidieron desdoblar sus elecciones municipales sabían que era una quita de apoyo al candidato a gobernador Roy Nikisch y sin embargo desde el partido nadie dijo nada y salimos todos a trabajar para que ganen las elecciones, y ganaron con los votos de toda la UCR y de Convergencia, que es el 90% de la UCR del Chaco”.



La pregunta va de suyo: “¿Porque no crearon el movimiento antes de ganar con el trabajo militante de la UCR y de Convergencia?”



SI ENTRE HERMANOS SE PELEAN


Pero Peche tiene un solo plan en mente: ganarle al PJ en 2015, aunque cree que la herramienta no es la disgregación sino la unión en torno a Convergencia Social, y de ahí la apertura hacia otros partidos, movimentos sociales y dirigentes. En su análisis, “ellos (los justicialistas) saben manejar el poder, a veces hasta en exceso”, por lo que la única solución a la ecuación opositora es la unidad. Caso contrario, “no llegaremos ni uno ni otro”.



En cuanto a la posición de los bloques de diputados y concejales
de toda la provincia Peche adelantó que “El bloque de diputados esta unificado, quienes representamos a Convergencia allí seguiremos, en cuanto a los concejales de toda la provincia en su mayoría son de Convergencia, habrá que ver que hacen”.