Miércoles, 8 Febrero, 2012 - 13:08

Defendió con firmeza al Gobernador
Molesto porque insisten con un tema "terminado"
Bacileff respondió con dureza a "operación mediática" de la "corporación económica" y de Martín Nievas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se sintió agraviado por el titular de FECHACO, Rodolfo Opat, y le exige retractación. A Nievas le recordó que guardó silencio cuando su jefe político Gustavo Martínez maltrató al Gobernador. Le enrostró formar parte de un grupo que quiere quedarse con el poder político sin obtenerlo en las urnas.

El Vicegobernador de Chaco Juan Carlos Bacileff Ivanoff, concretó ante Diario Chaco en la mañana de este miércoles una extensa respuesta a lo que considera como campaña mediática fogoneada por intereses demasiado particulares, con el objetivo –según su visión-, de afectar la gobernabilidad de la provincia para ganar espacios políticos que jamás pudieron conseguir (esos “intereses”) siguiendo los pasos establecidos por la Constitución: la expresión de la voluntad popular a través del voto.



Las declaraciones del número dos en la jerarquía institucional de la provincia, se publican textuales, sin agregados ni interpretaciones:



El día lunes acordamos con el Gobernador poner fin a las cosas que son de público conocimiento y seguir adelante con medidas de gobernabilidad, trabajar en conjunto, pero evidentemente las operaciones mediáticas conjuntas entre personas que ocupan cargos en corporaciones, en lugares políticos de los distintos poderes, vinculados a ciertos comunicadores de prensa, después de que se transmitiera al pueblo del Chaco la decisión del Gobernador y el Vicegobernador de dar por terminado el tema, se sigue tendenciosamente la cuestión por parte de personas que no tienen interés en que esto se normalice, en respetar institucionalmente a las dos personas que fuimos elegidas por el voto popular, con la misma cantidad de votos.



No puedo dejar pasar que una corporación económica haga una afirmación en un medio de gran tiraje en la provincia expresando ´No puede ser que el gobernador no se pueda ausentar de la provincia por temor a que quien lo reemplace le pueda ocasionar algún tipo de jugada que ponga en vilo su gobernabilidad´, y esto va referido al señor Rodolfo Opat, de quien quiero por este medio me ratifique lo expresado y me diga qué medidas tomé yo en cuatro años acompañando a Capitanich en la gobernabilidad, cuando estuve a cargo del ejecutivo, que signifiquen una jugada que afecte la gobernabilidad; de ninguna manera voy  aceptar este agravio, tampoco aceptaré que una corporación económica pretenda bajar línea a quienes conducimos la provincia del Chaco y que objetivamente nos debemos a todos los sectores, desde el más humilde hasta el más encumbrado económicamente.



Y para finalizar con los dichos del señor Opat le digo que no soy ingenuo, él fue llamado por un periodista para que diga esto -después de haber acordado el que suscribe con el gobernador que la cosa estaba terminada-, para seguir agraviándome y para afectar la gobernabilidad, porque de esta manera no se lo ayuda al gobernador, esto no es más que intencionalidad manifiesta de afectar lo que la Constitución prevé y lamento esta actitud pero están equivocados si creen que con las operaciones, que seguirán existiendo, van a destruir la gobernabilidad del Chaco, la que sólo depende de la cordura, de lo que hagamos el Gobernador y el Vicegobernador como autoridades electas por todo el pueblo del Chaco”.



SE QUIEREN QUEDAR CON EL PODER

POLÍTICO SIN PASAR POR LAS URNAS

Asimismo, en sintonía con esta nota no me sorprenden los dichos agraviantes del diputado Martín Nievas, quien pertenece y siempre perteneció a una línea interna del Justicialismo contraria a la del Gobernador, a la que yo pertenezco, y le quiero recordar que en la última campaña electoral el Gobernador tuvo que recorrer El Impenetrable con quien hoy es diputado provincial, Darío Ivanoff, porque la presencia de Martín Nievas era rechazada en forma pública en todo El Impenetrable.



En ese sentido no voy a aceptar de ninguna manera sus afirmaciones endilgando a mi persona ataques descomedidos e irreverentes hacia el gobernador, ni la minimización de mis facultades que pretende hacerlo en una nota publicada ayer por Diario Chaco y reproducida hoy en un medio escrito, por lo que teniendo en cuenta su calidad de legislador, menos puedo aceptar que diga que nos soy libre e imputándome conductas que yo no tuve, usando términos como que mancillé y puse en dudas la conducción de la provincia del Chaco, acusándome de egoísta, y de una serie de imputaciones que tienen una finalidad política.



Continúa dando expresiones que no se condicen con la línea interna a la que el pertenece, presidida por Gustavo Martínez, diciendo que el se siente orgulloso de este gobierno, imputándome que yo reconocí errores, lo que no es cierto, por lo menos en lo sustancial. Acepta que el espacio político al que él pertenece participó de las elecciones internas y que confrontó con el gobernador aceptando los resultados y alega tener autoridad moral para defender al gobernador sin agravio, con diálogo y demás cosas que en la práctica no son ciertas.



¿Se olvida el diputado Nievas, primero que no puede circular por El Impenetrable porque ya no es aceptado por la mayoría de los dirigentes de esa zona? ¿Y de lo que dijo su jefe político sobre mi gobernador en la cámara de Diputados después de que ganamos la interna, después de que ganamos las generales, cuando ya era gobernador electo, al tratarlo con epítetos muy fuertes, donde lo mínimo que le decían a Jorge Capitanich es que era un deshonesto, delincuente, imputándole delitos, con la complicidad silenciosa de él y de varios integrantes de esa línea interna que no salieron a aclarar ni pedir mesura? 



Y hoy, ante una discusión que no pasó de lo meramente institucional, pretenden demonizar la realidad del Chaco para aprovechar políticamente esta situación y lograr lo que nunca lograron en las urnas a nivel provincial: ganarle a Capitanich siquiera una interna, ya que cuando fueron candidatos perdieron en reiteradas oportunidades las generales.



Yo lamento todo esto, y le quiero decir al pueblo del Chaco que el día lunes las máximas autoridades del Ejecutivo, que son el Gobernador y el Vicegobernador, dimos por terminado este tema de discusiones y diferencias que puedan afectar la gobernabilidad, pero evidentemente estos personaje impresentables siguen con las operaciones para que yo me distancie del Gobernador, para que ocurra lo que ya ocurrió en meses anteriores, que un  gran perdedor dentro del justicialismo, con sorpresa es premiado a los 15 días con un gran poder dentro de la gobernabilidad, cosa que es rechazada por la mayoría del peronismo en forma silenciosa y evidentemente soy la única persona que puede expresarlo públicamente, y lo voy a seguir haciendo y me bancaré el costo político pero no lograrán su objetivo, no me harán quebrar la relación personal, política y de gobernabilidad que tengo con Capitanich, con quien seguiré teniendo muchísimas coincidencias y algunas diferencias que las sabremos superar porque entre nosotros tenemos buena fe, nos conocemos, nos respetamos y así terminaremos nuestro mandato en 2015, así que la intención de estos pájaros agoreros quedará solamente en la intentona de querer quedarse con el poder político del Chaco sin pasar por lo que establece la legislación vigente que son  las elecciones internas abiertas y las generales. 



Yo sé que el Gobernador y el Vicegobernador tienen el aprecio de nuestros militantes porque así me lo reiteran en todos los rincones de la provincia donde me expresan, cuando opino en forma autocrítica, que me dan las razones y comparten mis criterios, pero siempre me sostienen que también apoyan y reconocen el valor que tiene nuestro Gobernador y la importancia que tiene para el futuro del Chaco que él sea acompañado.



Y eso haré, a él lo acompañaré y me seguiré bancando los agravios por el bien de la provincia y para que Capitanich y todo su equipo, del que soy parte, tenga éxito, porque no tengo dudas que con el tiempo, a las lacras políticas -que todavía existen y utilizan las épocas de crisis para aparecer-, el pueblo los hará desaparecer a través de los actos cívicos por voluntad popular.