Martes, 7 Febrero, 2012 - 20:21

La Presidente denunció que Gran Bretaña está "militarizando el Atlántico Sur, una vez más"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Presidente anunció que la Argentina presentará una queja formal ante la ONU por la "militarización que lleva adelante Gran Bretaña", en la zona. Además, decretó que en 30 días se abra el informe Rattenbach. Fue en Casa de Gobierno, en un acto al que asistieron funcionarios, gobernadores dirigentes del oficialismo, la oposición, y sindicalistas.

La jefa de Estado le pidió públicamente al primer ministro inglés David Cameron que "le dé una oportunidad a la paz" y subrayó que "para los muertos (en Malvinas) todo el honor y la gloria".



Cristina reivindicó la pertenencia de las Malvinas a la Argentina por cuestiones "históricas, geográficas y hasta de zoología".



"Deberíamos considerar más los días 1 y 2 de enero cuando se cumplen 183 años de la usurpación inglesa de Malvinas; recordar que en 1806 se rechazaron las invasiones inglesas y que en 1845 se rechazó el bloqueo anglo-francés", remarcó la Presidenta.





La mandataria aseguró además que "Malvinas ha dejado de ser una causa de los argentinos para convertirse en una causa Latinoamericana y global", lo que consideró que es "uno de nuestros mayores logros".



"Escuché opiniones de periodistas e intelectuales acerca de que, en aquel momento, el pueblo argentino apoyó la guerra de Malvinas y, por tanto, no deberíamos quejarnos", criticó la mandataria.



Cristina señaló que "los medios de comunicación convirtieron la guerra en causa masiva con la frase `ya ganamos` y a través de ella la dictadura vio oportunidad de poder quedarse eternamente", afirmó.





La Presidenta firmó el decreto 200 en el que dispone el “levantamiento del secreto político y militar” dispuesto por la última dictadura en 1982 en referencia al conflicto bélico en las islas Malvinas, el cual “cesa la inaccesbilidad de los datos”.



Cristina firmó el decreto en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos en la Casa Rosada antes de pronunciar su discurso.
Fuente: 
Télam