Martes, 7 Febrero, 2012 - 17:00

Correo de nuestros lectores
Hacer algo por la inseguridad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Días atrás en una encuesta realizada por la consultora Ipsos de Mora y Araujo determinó que el 67% de la gente encuestada estaba segura que no iba a bajar los índices de inseguridad, mientras que el 57% pensaba que la inflación no iba a disminuir.

La inflación y la inseguridad las dos "i" que preocupa a los argentinos. La inflación ese pequeño monstruo maligno que nos carcome los bolsillos y que lo sentimos atacarnos cada vez que vamos al supermercado. Y la inseguridad que es un problema en constante crecimiento por más que el gobierno piense que es solo una sensación.



Robos a mano armada, secuestros, hurtos, motochorros, salideras bancarias, arrebatos, son la lista de hechos que rellenan los informes de las páginas policiales de los diarios. Sin
olvidarnos de las víctimas que murieron como consecuencia de ello.



En Resistencia los arrebatos protagonizados por los famosos motochorros ocurren a plena luz del día, en horario comercial o por la siesta. En cualquier esquina de la ciudad están ellos, vigilantes en busca de victimas indefensas a quienes atacar. Muchas mujeres han sido perjudicadas varias veces por estos muchachones que pululan con su moto presto a asaltar
a cualquier señora que camina por la vereda de cualquier calle y que es sorprendida con vehemente fuerza, para arrancarle sus cartera o sus bolsos de compras. Algunas incluso fueron arrastradas, pateadas y
heridas. Luego el autor
huye en una moto que lo espera a pocos metros.



La inseguridad hasta
ha llegado a la Catedral de Resistencia: "Siguen los robos en la catedral", donde los feligreses son sorprendidos
por estas pirañas callejeras que busca la forma de arrebatarles lo que pueden. Ni hablar de la peatonal, que los domingos de mañana te salen al paso exigiéndote que les de dinero mientras caminas tranquila y despreocupada. Y ni se te ocurra mirar vidrieras porque estarás expuesta a que te roben sin piedad.



Días atrás leí un artículo sobre vecinos autoconvocados
que solicitaban al Municipio de Resistencia más iluminación y podar los árboles de la cuadra. Me pregunto ¿que tiene que ver los árboles con la inseguridad? ¿Porque siempre atacamos la naturaleza? Que desidia convertir en postes su belleza, cortándole sus ramas, el hogar de los pájaros, sus flores, sus frutos, destruyendo su sombra, sobretodo en esta época estival, si los motochorros no están colgado de los árboles como monos, andan por la calle a plena luz del día, a la vista de todos y bajo la luz del sol.



Se ve que tanto la inflación como la inseguridad son dos materias pendientes en las cuales no se toman medidas eficientes para combatirlas. Ya son partes de nuestras vidas

Pero en el tema de la inseguridad
pareciera que
de parte del Gobierno de la Provincia del Chaco no hay mucho interés en armar un Programa
o Plan de Seguridad para la ciudad. Como lo hubo para el Partido Boca-River.



Esto demuestra ¿que es más importante el fútbol que la seguridad diaria de cada ciudadano chaqueño? Así como pagamos nuestros impuestos
deberíamos exigirle al Gobierno del Chaco que deje de mirar para otro lado en este tema que ya pasa a ser preocupante. Es hora
que hagan algo. Estamos cansada de los motochorros. No se puede estar caminando por la calle con miedo y mirando para todos lados cuando una se desplaza por una vereda.



Brindar seguridad es parte de la función
del Estado, quien debe velar por proteger a sus
ciudadanos a través de una buena política de seguridad .Protegiendo no solo su integridad física, también sus bienes y patrimonio y
esta obligación no la están cumpliendo como debieran.



Seguramente argumentarán que no hay presupuesto necesario. Pero quizás el problema está
que a veces se gastan en cosas que no son tan prioritarios como lo es la seguridad y la salud del pueblo.



(*) [email protected]