Martes, 7 Febrero, 2012 - 08:49

Que las disculpas sirvan

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

No obstante ponerse fin a los cruces mediáticos de ataques descomedidos e irreverentes hacia el Gobernador por parte de su vicegobernador, soy de los que opinan que algo debemos decir, como parte del Peronismo que es mas que cada uno de sus componentes. Por más encumbrados que seamos, debemos aventar consecuencias funestas que una vez ocurridas, solo sirvan para el anecdotario.

Para entender la andanada de descalificaciones mediáticas, debemos saber que la figura del vice es constitucionalmente creada tan sólo para suplir la ausencia de quien ejerce la Gobernación.



A esto se le debe agregar dos funciones más: la de poder concurrir a la Cámara de Diputados a sostener proyectos del Ejecutivo
y la de Consejero,
y ahí se termina la función institucional.



Como es una formula y reemplaza al gobernador ante su ausencia en el ejercicio del gobierno, se presume que no solo tiene la misma visión, sino que tampoco podría ir en desmedro de lo que piensa y decide quien realmente ejerce el gobierno. Actividad que pretende reformar el gobernador, y que sirviera de disparador de esta cuestión.



De lege ferenda, si tuviéramos que reformar la legislación, probablemente deberia avanzarse hacia una reforma que otorgue otras funciones para que tenga actividad específica o complementaria y hasta pueda medirse en términos de gestión la actividad del segundo.



Pero por ahora, –se sabe de
antemano-, no puede reclamarse para si legítimamente mas funciones que las que tiene, aunque aparezca apropiado provocar alguna reforma.



LAS COSAS SON ASÍ DE CLARAS

Pero con o sin mayores funciones, lo que uno tiene es un costado público



Cuando uno tiene un costado publico, ya no es libre de hacer lo que se le venga en ganas, diciendo, acusando, mancillando, poniendo dudas sobre el conductor y el proceso del que formamos parte, como si tuviere indemnidad para hacerlo, y como si se pensara que no provoco ningún daño, ante la necesidad de llamar, de reclamar, de exigir que me escuchen.



Y acá se muestra el egoísmo de esa creencia: se piensa en el mal que me inflingen los demás, el destrato, la descortesía. Y
no se sacrifica la cuestión personal en aras de miles de peronistas generosos que nos honraron con el cargo y
chaqueños que eligieron este Gobierno y este Gobernador.



Que ven que estos achaques de que es objeto tensiona la gobernabilidad con provecho para eventuales adversarios-



Y estas actitudes pueden convencer a todo un pueblo, que no somos merecedores de conducir los destinos de esta Provincia,
y el Gobierno no puede quedar a merced de las impetuosas declaraciones de un dirigente que es parte del Gobierno; y me imagino que es peor solución
minimizar y tomar como un tema baladí esta disputa.



El pueblo masivamente apoya a Capitanich, empeñado en edificar una nueva Provincia de la que todos los Chaqueños sintamos orgullo-hace 100 días el 67 % de los chaqueños así lo manifestó-
una Provincia que cimenta su infraestructura para el crecimiento, para el desarrollo sustentable, para la generación de trabajo, con inclusión, calidad, excelencia, y cada peronista siente orgullo de este gobierno exitoso, y me imagino la perplejidad del Gobernador ante alguna critica inmerecida.



CREO EN LAS DISCULPAS


Creo en la sinceridad de las últimas declaraciones del Vicegobernador, aceptando los errores y reconociendo la conducción del Gobernador, y lo digo con el respeto recíproco de largos años de trato, y que el reconocimiento de los errores como las disculpas ensayadas sirvan.



En este momento histórico el que conduce este proceso es Jorge Milton Capitanich, la persona que esta dotada de esta autoridad, es quien descubre las potencialidades de las partes del todo, las oportunidades de cada uno, las
especiales aptitudes para una u otra tarea, y pone el sentido de la oportunidad.



Todo esto como condición necesaria para un buen gobierno, por lo que desconocer la autoridad que fija los lineamientos, la que define la estrategia, la que ordena determinados cursos de acción,
no contribuirá en nada al objetivo.



Si estamos en un mismo espacio político y no estamos en acuerdo, la
solución la otorga las contiendas electorales internas, para poner en consideración del pueblo una mirada distinta, una visión que se cree más superadora, más abarcativa, más plural.



Y lo decimos algunos que tenemos autoridad moral, que confrontamos ideas con el gobernador en procesos internos,- 2.007- y que hoy aceptamos su conducción.



Pero creo en un dialogo sereno, maduro, de definiciones competenciales, de asunción de las propias funciones, de pensar en el conjunto del peronismo, y no darle entidad a
situaciones personales frustrantes, legítimas, pero de poca fortuna, para que se encaucen en el futuro;



Las tensiones y acuerdos son medios típicos de la construcción política; pero debemos desterrar la costumbre del agravio, la descalificación, la imputación insincera, y reemplazar por el dialogo y el principio de autoridad- entendida como la columna de pensamiento que marcara el rumbo, el correcto camino.



La horadación del principio de autoridad, llevara probablemente que el
pueblo pueda pensar que no existe la madurez interna dentro del espacio para que se siga transformando el chaco,
que sea una formula peronista la que siga profundizando este gobierno exitoso y que no sea tarde para lamentar de cómo se esfuma para el pueblo del Chaco y para el Frente Chaco Merece Más
esa
oportunidad.-Por ello, ojala que las disculpas sirvan



*Diputado Provincial Frente Chaco Merece Más