Martes, 7 Febrero, 2012 - 07:57

San Cayetano, Corrientes
Más de 170 presos en huelga de hambre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los internos de la Unidad Penitenciaria Nº 6 se quejarían  por los cortes de luz reiterados, los mosquitos y las causas penales atrasadas. Hasta la madrugada, no se levantaba la medida.

Poco más de 170 internos del total de la población penal de la Unidad Penitenciaria Nº6 se declararon el domingo en horas de la noche en huelga de hambre, molestos por el intenso calor, los mosquitos y la lentitud de la Justicia para resolver algunas causas judiciales, confirmó ayer un funcionario del Ministerio de Gobierno.



‘Ya no sabemos qué más quieren. Ahora les molestan los mosquitos y el calor. Los cortes de luz y cualquier otro motivo son buenos para generar algún tipo de malestar general en el Penal‘, dijo ayer Luis Bravo, subsecretario de Gobierno de la Provincia de Corrientes.

Y es que no hace muchos días atrás, ya habían estado en huelga de hambre por cuestiones judiciales y por gestiones de los funcionarios de gobierno, se acercaron al penal, algunos fiscales y jueces para poder dialogar con los internos.



Entre los reclamos que recogieron las autoridades del Servicio Penitenciario Provincial y del Ministerio de Gobierno, sobresalen las quejas por la gran cantidad de mosquitos, el intenso calor, los reiterados cortes de luz y además la lentitud en los procesos judiciales que muchos de ellos mantienen. "Según escuchamos, también se quejaron por falta de artículos de limpieza. Hace poco se los entregamos, pero volveremos a hacerlo nuevamente en un par de días", relató el funcionario provincial.



Entre todos los casos, hay uno de un interno oriundo de la provincia de Buenos Aires, de apellido Ferreyra, quien se habría cosido parte de la boca. "A este interno se lo está alimentando con comida procesada, licuada, para que su medida no llegue a mayores", dijo Bravo.



Cabe señalar que semanas atrás en ese mismo penal hubo serios incidentes que dejaron a por lo menos 3 internos con serias heridas, uno de ellos continúa internado aunque ya estaría fuera de peligro.



En tan sentido Luis Bravo descartó que esta medida tenga relación con aquel incidente, cuya investigación ya está encaminada y "tuvo que ver con un ajuste de cuentas entre presos, esto es otra cosa", dijo el Subsecretario.



El diálogo entre las partes continuó ayer por la mañana, en busca de destrabar el conflicto, pero por el momento la medida sigue adelante.
Fuente: 
Radio Sudamericana