Lunes, 6 Febrero, 2012 - 09:51

Perdió su embarazo tras el naufragio y reclama un millón de euros

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La joven italiana, de 30 años, viajaba en el crucero Costa Concordia. Estaba de cinco meses y perdió a su bebé tras el hundimiento del buque el pasado 13 de enero en aguas de la isla italiana del Giglio.

Los médicos indicaron a la joven, Cristina M, de nacionalidad italiana, que la pérdida podía atribuirse al estrés psicofísico acumulado durante el naufragio, informaron hoy los medios de comunicación italianos.



Los abogados de la chica han decidido sumarse a la demanda colectiva a la que pueden adherirse los pasajeros que viajaban en el Costa Concordia y pedirán un resarcimiento de un millón de euros por los daños morales y físicos sufridos.



A fines de enero, la compañía naviera Costa Cruceros, propietaria del buque accidentado, anunció que pagará 14.000 euros a cada uno de los pasajeros, incluidos los niños, que viajaban a bordo del Concordia.



Este es el acuerdo al que llegaron la naviera italiana y el Comité de Náufragos del Costa Concordia, formado, entre otros, por varias asociaciones italianas de consumidores. Sin embargo, la Asociación de Consumidores italiana Codacons invitó a los pasajeros a no aceptar esta oferta que consideró una "limosna".



El crucero Costa Concordia, en el que viajaban 4229 personas, de ellas 3209 pasajeros, encalló frente a las costas de la isla del Giglio, en el mar Tirreno, en la noche del 13 de enero.



Las víctimas mortales del naufragio son, por el momento, 17, mientras otras 15 personas continúan desaparecidas.



La naviera admitió que el naufragio se produjo después de que el capitán del crucero, Francesco Schettino, actualmente en arresto domiciliario, decidiese, sin autorización, acercarse a la costa de la isla y en esta maniobra impactó contra un escollo, que provocó la rotura del casco y el consecuente embarco de agua.
Fuente: 
La Nación