Domingo, 5 Febrero, 2012 - 08:15

Conflicto por Malvinas
Argentina marca la "importancia del diálogo" cuando Inglaterra envía un submarino nuclear

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El canciller Héctor Timerman volvió a marcar la posición argentina frente al reclamo por las soberanía sobre las islas cuando Inglaterra militariza la región. Remarcó además que "solamente a través de una negociación podremos superar el conflicto".

En un artículo que redactó para el diario chileno El Mercurio, el canciller Timerman destacó la “importancia del diálogo” para poner fin al diferendo con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas y rechazó algunos de los planteos de su par inglés, quien citó sucesos históricos para justificar la presencia de Inglaterra en la zona.



"El Canciller británico, William Hague, en el artículo publicado el pasado 21 de enero en este prestigioso medio, realiza una serie de afirmaciones que tergiversan hechos históricos. No toma en cuenta la presencia de 32 gobernadores españoles en las Malvinas entre 1774 y 1811 y que una vez establecido el gobierno patrio en la Argentina, reconocido en 1825 por el Reino Unido, se continuó la política de enviar gobernadores a las islas”, indicó Timerman.



Al respecto, agregó que “resulta un hecho histórico irrefutable que una fuerza naval británica expulsó, el 3 de enero de 1833, a las legítimas autoridades y a la población argentina de las Islas Malvinas. Un acto de agresión no provocado, en el marco de la política expansionista desarrollada globalmente por el Imperio Británico en el siglo XIX. Desde entonces, la República Argentina protestó continua y reiteradamente el avasallamiento de su soberanía".



El funcionario argentino indicó que "sin argumentos jurídicos que respalden su posición, el gobierno británico recurre al principio de autodeterminación de los pueblos porque le resulta funcional para dos aspectos claves de la disputa: a) intentar legitimar la ocupación de Malvinas y b) desoír la insistente convocatoria de la ONU a negociar una solución a la cuestión".



"Otro elemento fundamental para tener en cuenta en el análisis de la cuestión es que Londres, luego de tomar las islas por la fuerza, inició una política de colonización consistente en implantar población británica en Malvinas e impedir sistemáticamente el asentamiento de habitantes nacidos en el territorio continental argentino", advirtió Timerman en su editorial.



El canciller critica además que "el Reino Unido pretende eludir la obligación de resolver pacíficamente las disputas internacionales que pesa sobre todos los miembros de la ONU".



"La condición del Reino Unido de Miembro Permanente del Consejo de Seguridad no lo exime de sus obligaciones internacionales, más aún, tal condición - y los privilegios que conlleva - le demanda una responsabilidad especial como garante de la paz y seguridad internacionales", amplió.
Fuente: 
Infobae.com