Sábado, 4 Febrero, 2012 - 17:22

La recaudación de enero reflejó más las restricciones que la desaceleración

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La recaudación del Gobierno Nacional del mes de enero llegó a los 52.844 millones de pesos, equivalente a un incremento del 29,6 por ciento interanual. Desglosándola entre real y nominal, suponiendo para el mismo periodo una inflación del 21,7% (según BA City esa fue la Inflación de 2011), el remanente 6,5% se explicaría por un mayor nivel de actividad, entre otros factores como por ejemplo menor evasión, mayor nivel de empleo registrado (1,296/1,217=1,065).

Si bien la desaceleración llegó en forma marcada por el lado de la oferta de bienes (la industria pasó de 4% a 2,1% interanual entre Noviembre y Diciembre, según el EMI oficial), también es una realidad que el consumo mermó con mucho menor virulencia, e incluso se mantuvo pujante por el lado de los servicios, tal como es el caso del turismo.







Como consecuencia de que la recaudación está más ligada al consumo que a la producción, permitió esquivar una marcada desaceleración los últimos meses, e incluso el IVA DGI creció por encima del promedio, específicamente a un ritmo de 36% en enero.







En referencia a lo recaudado por comercio exterior, tanto IVA DGA como derechos de importación reflejan un brusco freno en las importaciones de bienes, insumos y maquinaria, en parte por el freno de la producción industrial (particularmente de la producción automotriz), pero también por las restricciones a las importaciones, que operan con mayor rigurosidad desde el mes de febrero.



En suma, la recaudación tributaria de enero es un claro indicador del nivel de actividad, tanto desde el lado de la oferta, como desde la demanda.







Mantenemos la proyección de 2 por ciento de crecimiento económico para 2012, una de las más bajas del mercado actualmente.
Fuente: 
(*) Ramiro Castiñeira es economista jefe de Econométrica. (DyN)