Miércoles, 1 Febrero, 2012 - 18:38

Reclaman habilitación de un boliche
La justicia liberó el tránsito en calle cortada pero la protesta sigue en la vereda de la casa de Cipolini

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En horas de la siesta de este miércoles, la Jueza de Faltas de Sáenz Peña, Celia Altamiranda ordenó, mediante un oficio, se libere la calle 31 esquina 8 que permaneció cortada durante las últimas horas por un grupo de empleados del local bailable Zoha que reclamaban la habilitación municipal de un comercio.

Los empleados acataron la medida, aunque permanecieron apostados en la vereda de la casa del intendente municipal Gerardo Cipolini.



“No hay ningún problema, el transito quedó liberado, nadie entorpeció ni tampoco impidió que se cumpla la medida ordenada”, explicó el doctor Daniel Ávila.



“Por otro lado dos personas en representación de todos los empleados que están en la protesta  fueron hasta la Comisaría para cumplir con los pasos legales, mientras que los demás fueron identificados en el lugar”, agregó.



Ávila aclaró que con esta situación “no se quiere generar una situación de mal aspecto, porque tanto movimiento policial, tanta gente en la calle, me parece que se podía solucionar la cuestión de otra manera”, señaló.



En este sentido el abogado Ávila sostuvo que “hay una cuestión entre la Administración Pública Municipal y el empresario Humberto Aiquel y en medio de esa situación están los empleados que son rehenes de esa situación y cada día que pasa ellos son privados de obtener sus ingresos para llevar a sus familias”.